Tener Wi-Fi en todos los rincones de la casa es hoy en día se antoja imprescindible. Y es que no nos imaginamos tumbados en algún rincón de nuestro hogar sin poder utilizar nuestros smartphones por culpa de la falta de conexión. El problema es que, en muchas ocasiones, los routers de los que disponemos no tienen la suficiente capacidad como para que la señal llegue correctamente a todos los sitios y, por tanto, sin cobertura.

La solución a este pequeño contratiempo no pasa por cambiar de router sino por algo mucho más sencillo como comprar un repetidor de señal. En Gadwoman hemos probado el Tenda A18 para amplificar la señal inalámbrica de nuestra casa y los resultados han sido bastante buenos. Y es que la cobertura alcanza los 180 metros cuadrados, quién tiene una casa de esas dimensiones?, más que suficiente para cualquier hogar o incluso para una pequeña oficina.

Para empezar, la instalación es bastante sencilla y no necesitamos más de cinco minutos para ponerlo en marcha. Aunque los pasos a seguir están en inglés, su puesta en marcha es bastante intuitiva y sólo es necesario poner una contraseña y elegir la red a la que vamos a conectarnos. Y si aún lo queremos más fácil, podemos utilizar el botón WPS para saltarnos el paso de la contraseña y que se conecte automáticamente. El procedimiento bastante habitual cuando conectamos cualquier dispositivo a la red y que en este caso se hace vía app desde cualquier smartphone. El paso previo a esta configuración habrá sido conectar el dispositivo a la corriente. Un paso tan sencillo como enchufar uno de esos ambientadores que solemos tener por casa. Lo único que hay que encontrar es un lugar intermedio entre el router y las partes en la que la conexión no llega o es más débil. Un LED azul nos guiará en este proceso, indicando que estamos en la zona correcta; en caso contrario, cambiará al color amarillo para que nos acerquemos más. La conexión puede ser inalámbrica o, si se prefiere, mediante un cable.

Una vez finalizado todo este proceso el Tenda A18 está listo para utilizarse y con cobertura en todo el hogar. Una potencia que, aunque ha reducido ligeramente la velocidad de transferencia, no ha afectado al rendimiento de la conexión. Además, gracias a las dos antenas bidireccionales externasla cobertura llega más lejos y es posible extender la conectividad de doble banda y por lo tanto que la velocidad y la conexión no caigan continuamente. Además, es compatible con la mayoría de los routers que hay en el mercado por lo que no tendremos demasiadas dificultades para utilizarlo.

En nuestro caso, era la zona de la entrada de la casa, donde además está la cocina,  donde no llegaba la cobertura WiFi y siempre teníamos que echar mano de los datos para seguir navegando. El repetidor tuvimos que colocarlo a medio camino, entre el router y la zona en cuestión. El funcionamiento fue correcto en todo momento, sin dejar de facilitar la cobertura WiFi en esa zona de la casa.

En definitiva, buenas prestaciones para un gadget que cuesta unos 37 euros y que nos permitirá disfrutar de una buena cobertura inalámbrica en toda la casa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.