Más de 7.400 firmas. Ese es el número mágico que ha alcanzo a pocas horas de celebrarse el Dia Internacional de la mujer trabajadora el manifiesto donde las mujeres periodistas de decenas de medios y agencias de comunicación, gabinetes de prensa, y, en general, trabajadoras de medios y empresas periodísticas, denunciamos el machismo, que al igual que en otros ámbitos, sufrimos las mujeres en esta profesión. Algunas lo sabemos, lo hemos notado o percibido en algún momento…  Es un machismo que se plasma de muchas maneras, algunas sutiles y otras relacionadas con ascensos o promociones laborales y también sueldos.  Pero también con la visión parcial de la realidad que tantas veces ofrecen los medios y en la que falta la presencia y aportaciones de las mujeres. “El feminismo también es necesario para mejorar el periodismo”, recoge el manifiesto de #LasPeriodistaParamos y que anima a las profesionales del sector a apoyar la huelga general feminista del 8 de marzo y que las periodistas nos sumemos a la movilización en la medida de sus posibilidades y circunstancias.

El movimiento surgió de un grupo de compañeras en Telegram y lejos de quedarse en algo reducido, la generosidad y las ganas de colaborar han hecho que este grupo creciera hasta las más de 2.400 periodistas. Y en unos pocos días, gracias también a las redes sociales, se ha propagado rápidamente entre toda la profesión. El hashtag #LasPeriodistasParamos ha corrido rápidamente ha inundado Twitter y nos ha movilizado a miles de mujeres comunicadoras contra la brecha salarial, el techo de cristal o la precariedad laboral asociadas al periodismo así como la desigualdad.

Siete reivindicaciones

De hecho, el manifiesto, que se leerá mañana el Día de la Mujer Trabajadora en varias ciudades (Madrid, Barcelona, Granada, Zaragoza, Sevilla, A Coruña….) , consta de siete reivindicaciones clave: conseguir herramientas para acabar con la brecha salarial; el derecho a ocupar puestos de poder eliminado el llamado techo de cristal; denunciar la precariedad del sector; alcanzar la corresponsabilidad; acabar con el acoso sexual y laboral; equilibrar la presencia en espacios de opinión o tertulias y conseguir una mirada parcial y una mayor preocupación por los enfoques.

Unas reivindicaciones que a juzgar por los datos aún están lejos de cumplirse. Según el último informe publicado por la Asociación de la prensa de Madrid (APM) sobre el estado del periodismo, entre 80 diarios analizados, sólo uno está dirigido por una mujer, es más, de 84 directivos de primer nivel, tan sólo 13 son mujeres, por lo tanto, éstas sólo representan el 27% de los puestos directivos. Si miramos los salarios, el informe refleja quehay más mujeres en los tramos salariales inferiores (menos de 1.500 euros) que en los tramos de salarios más altos (más de 2.000 euros). Más datos, según el informe, el paro en la profesión se reparte de la siguiente manera: un 64% de mujeres frente al 36% en hombres. Lo mismo sucede si nos fijamos en los contratos: el 83,3% de los hombres que trabajan con un contrato en periodismo lo hacen con carácter indefinido, frente al 70,1% de las mujeres.

Según otro estudio, elaborado por la publicación La Marea para su número de este mes, de los 15 diarios más leídos en papel, tan sólo dos tienen al frente a mujeres, Encarna Sánchez en 20minutos y Ángeles Rivero en La Nueva España. Algo parecido sucede con la prensa digital, en la que tan sólo La Marea (Magda Bandera), Público (Ana P. de Vera), el Huffington Post (Montserrat Domínguez) y Diario 16 (María José Pintor) están dirigidas por mujeres, como recoge el gráfico elaborado por La Marea. Añadir que, gracias a la puntualización de un lector, Inés Artajo dirige el Diario de Navarra.

No se acaba el 8M

La capacidad de movilización que aportan las redes sociales y los programas de mensajería instantánea no sorprenden ya. Sin embargo es digna de mención la capacidad de organización  de cientos  y miles de mujeres, muchas de ellas desconocidas entre sí, gestionando a través de su Smartphone desde comisiones de trabajo a reparto de tareas para hacer realidad una movilización que no ha dejado de crecer, con más de 7.400 firmantes. Fotos de periodistas vestidas de negro con lazos o brazaletes lilas, con pancartas reivindicativas… imágenes que emocionan, que plasman lo que en el fondo intuimos aunque haya quien nos diga que estamos equivocadas: que las mujeres unidas podemos cambiar la manera en la que se hacen las cosas, para mejorarlas, para estar en igualdad.  Estar en estos grupos de Telegram – en mi caso Madrid y Barcelona- me ha parecido emocionante; me ha emocionado la solidaridad, el compromiso, la dedicación y la ilusión de tantas compañeras por una misma causa. Una causa común suma, que une y que da fuerza más allá del 8M. Una causa que está llamada a continuar para, de una vez por todas, hacer algo por nosotras, por nuestro porvenir (y el de las que vendrán después).

2 Comentarios

  1. Desde el año 2006, Inés Artajo dirige Diario de Navarra, periódico situado entre los 15 primeros de España. Si ya son pocas, por lo menos no olviden a las que hay.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.