Desde hace algún tiempo, las compañías cuentan con tarifas en las que podemos compartir  datos móviles con nuestros familiares o amigos o directamente convertir nuestro teléfono en un router con el que podamos conectarnos. Una situación en la que nos puede venir bien: conectando nuestro ordenador portátil si necesitamos enviar un trabajo urgente, o se ha ido la luz en casa, pero necesitamos trabajar. O

Además de tener una de estas tarifas que permitan traspasar datos, debes configurar tu terminal para poder hacer esta transferencia. Si aún no lo has probado nunca o no sabes cómo se hace, te lo explicamos en unos sencillos pasos.

Desde un Android

 

El primer paso, como suele ser habitual es acceder a Ajustes y de ahí, acceder a conexiones inalámbricas y Redes. En este apartado debemos pulsar la acción Más> Anclaje a Red y Zona Wi-Fi.

Lo primero que tendremos que hacer será dirigirnos a Ajustes y en Conexiones Inalámbricas y Redes, presionar en Más->Anclaje a red y Zona WiFi.

Una vez dentro de este menú, encontramos tres posibilidades para compartir nuestros datos:

  • Crear una red WiFi
  • Anclaje por USB
  • Anclaje por Bluetooth

Ahora es el momento de elegir entre estas tres opciones, de qué manera queremos traspasar nuestros datos y clicar sobre ella.

ordenador smartphone

Antes de hacerlo, hay que tener en cuenta un pequeño consejo: si optamos por compartir Wi-Fi, lo mejor es crear una contraseña para que la operación sea más segura, aunque en realidad, también puedes compartirlos directamente, saltándote el paso de la contraseña aunque no es aconsejable. Si optas por la primera opción, hay que configurar la contraseña a través de la opción Configurar Zona Wi-Fi.

Si lo que queremos es conectar el smartphone a un PC, la opción rápida es hacerlo mediante la opción Anclaje por Bluetooth. Se conecta el cable al terminal y al PC o portátil y listo. En un instante podemos empezar a trabajar con conexión. Esta opción no sirve para conectar dos dispositivos Android.

La última opción es conectar dos dispositivos emparejados mediante Bluetooth. En este caso, el primer paso, como decimos, es emparejar los dispositivos. Después, hay que acceder a los Ajustes de Bluetooth del smartphone que va a recibir los datos y marcar los ajustes del teléfono conectado.

Desde un iPhone

En el caso de los terminales Apple, también existe la opción de configurar el teléfono o el iPad para ofrecer datos.

Como en el caso de Android, debemos acceder a Ajustes > Datos móviles> Compartir Internet.

En Compartir Internet no vuelven a aparecer 3 opciones:

  • Para conectar con Wi-Fi
  • Para conectar con Bluetooth
  • Para conectar con USB

Para conectar con Wi-Fi, primero tenemos que configurar el teléfono al que nos queramos conectar. Hay que ir a Ajustes > Compartir Internet y activar la opción. En ese momento hay que verificar la contraseña Wi-Fi y el nombre del teléfono y quedarnos en esa pantalla. Los iPhone generan automáticamente una contraseña, pero podemos cambiarla por una que nos sea más fácil de recordar, ya que luego deberemos introducirla en el otro terminal, si se nos solicita.

ordenador tablet iphone

El mismo proceso se lleva a cabo en el móvil que queremos conectar. Vamos a Ajustes >Wi-Fi y buscamos nuestro terminal en la lista. Elegimos nuestra red e introducimos la contraseña de Compartir Internet, en caso de haberlo configurado así.

En el caso de la conexión por Bluetooth, hay que comprobar que los dispositivos son visibles: Ajustes> Bluetooth y quedarnos en esa pantalla. En los Mac y PC hay que seguir las instrucciones del fabricante para crear una conexión de red Bluetooth. Esta opción permite conexiones a través de Mac, PC y dispositivos de otros fabricantes, pero en el caso de dos terminales iOS, la compañía recomienda utilizar Wi-Fi.

Para la conexión USB, sólo debemos conectar el cable USB al iPhone o iPad y al PC o Mac. En este punto es importante que la versión de iTunes que tengamos instalada en el ordenador sea la más reciente. Es posible también que aparezca una alerta del tipo “¿Confiar en este ordenador?”, en este caso, como somos nosotros mismo los que estamos haciendo la operación, debemos pulsar en Confiar para seguir con la operación.

Una vez hayamos finalizado el proceso de compartir datos, tanto en iPhone como en Android, hay que desactivar la opción Compartir Wi-Fi, desconectar el Bluetooth o desenchufar el cable USB y ya habremos terminado. Si no “apagamos”, el teléfono mantendrá abierta la opción de compartir datos y no sólo gastará más batería, sino que cualquiera podría utilizar tus datos.

A tener en cuenta

Tanto en Android, como en iPhone si no encontramos la opción compartir datos o no acaba de funcionar bien, puede que la culpa no sea del terminal en sí, sino de que la tarifa que tenemos contratada no lo permite. En ese caso, habría que ponerse en contacto con la operadora para que nos lo confirme.

ordenador movil

Por último, hay que recordar que aunque esta solución está muy bien en casos de emergencia, los datos que ofrecemos van a cuenta de nuestra tarifa, es decir, hay que ir con cuidado si no queremos llegar a mitad de mes con los megas agotados.

Deja un comentario