El MWC ya ha dado comienzo en Barcelona y con él han llegado las novedades más importantes del mundo de la tecnología. Una de las primeras en dejarse ver ha sido Samsung que ha aterrizado ya en esta feria con sus nuevos Galaxy S9 y S9+. Unos terminales que apuestan por la grabación de vídeo Super Slow-mo y los AR Emojis animados como carta de presentación, junto con su cámara avanzada. Un conjunto que se cierra de nuevo con uno de los signos de identidad de la compañía, la pantalla infinita Super AMOLED, en este caso refinada de extremo a extremo.

Como decíamos, la cámara es uno de los puntos distintivos de la familia S9, con un sensor Super Speed Dual Pixel con procesador y memoria dedicados y capacidad para combinar hasta 12 tomas en una única imagen, lo que se traduce en fotografías de alta calidad.

Admás, incluye algunas nuevas funciones como la grabación de vídeo Super Slow-mo, que graba vídeos a 960 fotogramas por segundo.

Estos terminales cuentan con una función de detección de movimiento por lo que graba automáticamente cuando detecta movimiento dentro del encuadre. Así, lo único que tenemos que hacer es seleccionar la toma y una vez grabado se puede editar con música, hay hasta 35 canciones predeterminadas, o elegir una de nuestra playlist.

Por supuesto, también se pueden editar e incluir esos GIFs que tanto nos gustan. Y junto con los GIFS, los emoticonos son otros de los grandes protagonistas, porque la función AR Emojis permite crear al usuario un Emoji que no sólo se le parezca, sino que suene y actúe como él. Cómo, pues gracias a un algoritmo de inteligencia artificial que utiliza una imagen 2D del usuario para trazar un modelo 3D de su rostro basado en más de 100 rasgos faciales para representar e imitar expresiones como guiños y movimientos de cabeza, logrando una personalización realista. Los AR Emojis pueden expresar las emociones del usuario no sólo a través de vídeo, sino también mediante un extenso catálogo de stickers en el formato estándar AGIF que puede compartirse a través de la mayoría de aplicaciones de mensajería. La cámara también tiene integrada Bixby, la plataforma inteligente de Samsung que utiliza la realidad aumentada, la inteligencia artificial y el aprendizaje automático para proporcionar al usuario información útil sobre su entorno, además de traducir idiomas o, convertir monedas, entre otras cosas. Y, por último, la función Super Low Light, para mejorar las fotografías en condiciones de poca luz.

Otro de sus puntos fuertes son los altavoces estéreo calibrados por AGK, con tecnología Dolby Atmos para ofrecer una experiencia más inmersiva, ideales para adentrarnos en nuestras series preferidas o escuchar nuestra playlist de Spotify.

Potenciando IoT

Los S9 y S9+ serán también los primeros smartphones de Samsung en utilizar la platafoma de Internet de las cosas (IoT)  SmartThings, una característica que los convierte en el hub central desde el cual gestionar todos los aspectos relacionados con el estilo de vida conectado, tanto en el hogar como en la oficina o en movimiento y que se podrá interconectar con otros dispositivos, ya sean de Samsung o de terceras partes. Ambos terminales se pueden conectar también con la nueva base DeXPad, para conectarlos a un monitor externo, a un teclado y un ratón y convertir así el smartphone en todo un ordenador o convertir el propio teléfono en un ratón o un teclado.

Sobre el resto de especificaciones: cuenta con certificación IP68 de resistencia al agua y al polvo, carga inalámbrica, posibilidad de ampliar el espacio de almacenamiento con una micro SD de hasta 400 GB y procesadores de última generación. También están protegidos por Knox 3.1, la plataforma de seguridad de Samsung y cuentan con tres opciones de autenticación biométrica: iris, huelas dactilares y reconocimiento facial. Así el usuario puede elegir la opción que prefiera o utilizar IntelligentScan, un método de autenticación que combina el escaneo del iris y el reconocimiento facial.

Los Galaxy S9 y S9+ estarán disponibles a partir del 16 de marzo de 2018 en color Negro Medianoche, Azul Coral y en el nuevo tono Lila Púrpura. El precio  de Samsung Galaxy S9 es de 849 euros y de Galaxy S9+ es de 949 euros.  Como novedad, Samsung ha anunciado una especie de plan renove: con la pre-compra de los nuevos terminales se harán descuentos de hasta 376€ al entregar el antiguo smartphone

Deja un comentario