Hace algunas semanas os contábamos que Asus había presentado sus nuevos terminales de la familia ZenFone 4 que, entre otras cosas, destacaban por sus cámaras duales. Pues bien, tras unos días probando el Asus ZenFone 4, queremos compartir con vosotras cuáles han sido nuestras impresiones sobre el nuevo estandarte de la compañía taiwanesa.

Como ya decíamos, una de las apuestas de Asus para sus terminales está en las cámaras, así que vamos a empezar por ahí. La cámara principal del Zenfone 4 se presenta con un sensor dual, uno de 12 MP y otro de 8 MP que combinan unas lentes gran angular (de 120 grados) y normal.

Teniendo en cuenta el gusto de Asus por las aplicaciones preinstaladas, la cámara no podía ser menos y viene con su propia app. Con ella se puede utilizar el modo HDR (para compensar las luces y las sombras) y un modo Pro con el que ajustar diferentes parámetros para quiénes se atrevan con el modo profesional.

Cámara potente

En cuanto a la delantera, también es doble, aunque ya no encontramos la lente gran angular. A cambio cuenta con un modo belleza para los selfies que, la verdad, consigue muy buenos resultados. Aunque, ojo, nuestro consejo es no abusar de los filtros para no sigamos reconociendo en la foto ; ) Todo conjuntado con una aplicación específica para desatar nuestra creatividad en los selfies. También está configurada para utilizar el modo HDR y cuenta con el tan de moda efecto Bokeh (primer plano nítido, fondo difuminado). Este terminal también permite grabar video con resolución 4K UHD (3840 x 2160), ideal para guardar esos momentos tan especiales.

Asus ZenFone 4

En lo referente al diseño, así a primera vista ya notamos que la tendencia de pantallas infinitas no es para Asus. Los marcos no se han reducido apenas, y el diseño es bastante clásico, con marcos más grandes arriba y abajo y más estrechos en los laterales. La ventaja de esto es que el lector de huellas puede ir en la parte delantera (abajo, en concreto) y es más cómodo de utilizar. En este caso, el lector tiene una forma ovalada y bien delimitada por un fino marco metálico. A la hora de utilizarlo es bastante rápido y eficaz. A ambos lados, los botones de retroceso y multitarea que, en este caso, también se encuentran fuera de la pantalla, aprovechando el marco.

Diseño cualitativo

El nuevo terminal tiene diseño unibody en aluminio recubierto de cristal incluso en la parte trasera , que lo hace más ligero (165 gramos) y bastante delgado. Además, los botones apenas sobresalen, ni siquiera la cámara trasera lo que lo hacen bastante cómodo y más fácil de agarrar respecto a su predecesor, el Zenfone 3. Por cierto, el tacto también es bastante agradable gracias a la capa anti-grasa.

En general, el diseño es clásico transmite una sensación de calidad y un aspecto compacto gracias a los marcos redondeados. Que la parte delantera y trasera sean de cristal le da un aspecto Premium más propio de terminales de alta gama. Eso sí, para llevarlo impoluto y que luzca tendrás que limpiarlo con frecuencia.

Como decimos, la pantalla es Full HD de 5’5 pulgadas, donde se aprecian perfectamente los colores y suficiente para una buena experiencia de visionado, tanto si eres de Netflix como de juegos. También cuenta con un modo especial del altavoz para exteriores, que hace que se oigan mucho mejor los sonidos en el exterior, por ejemplo, si estás viendo una serie mientras esperas el autobús.

Asus ZenFone 4

Si hablamos de rendimiento, el Zenfone 4 monta un procesador Snapdragon 660 y 4 GB de RAM, suficiente para trabajar con fluidez y para una buena gestión multitarea de las aplicaciones. En cuanto a la batería  es suficiente para más o menos un día y media de autonomía en uso.

Utilidades curiosas

De nuevo, con la capa de personalización ZenUI, encontramos demasiadas apps preinstaladas de serie que probablemente no llegaremos a usar. Eso sí, se han reducido bastante respecto a versiones anteriores. Una de las cosas que más nos ha gustado en este apartado de software es la opción de duplicar apps. ¿Y para qué? Pues por ejemplo, es una opción muy útil si gestionamos el Twitter del trabajo, porque podremos tener dos cuentas abiertas por separado, la personal y la profesional.

En conclusión, el Asus Zenfone 4 es una apuesta elegante y segura para quienes busquen un smartphone de gama media potente y con altas prestaciones, al margen de smartphones chinos tan exitosos en ese segmento de mercado.

.

Deja un comentario