Salir a correr, ir al gimnasio o incluso dar un paseo, son actividades que ya casi ni nos planteamos sin nuestros relojes inteligentes o pulseras de actividad. Hasta ahora eran un complemento perfecto para el deporte, digamos “en seco” pero Samsung ha dado un paso más y ha llevado estos wearables hasta la mismísima piscina.Samsung Gear 2017

La IFA, la feria tecnológica celebrada en Berlín, ha sido el escenario para la presentación del Gear Sport y GearFit 2 Pro, un smartwatch y una pulsera de actividad respectivamente y ambas resistentes al agua. Dos wearables pensados para todo tipo de deportistas y actividades, incluidas las que se hacen dentro del agua. Por ejemplo, para hacer unos largos en la piscina o si estás preparando un Triathlon. Para ello están certificados con 5 ATM de 50 metros para condiciones específicas.

Como compañero de viaje, Samsung ha elegido a una de las marcas más conocidas en el mundo de la natación, Speedo, incorporando una app específica para los entrenamientos en el agua, Speedoon. Con la app, se pueden controlar entre otros, el número de largos, los tiempos por vuelta o incluso los estilos. Vamos, que, si te lo propones, puedes ponerte a practicar para ser la próxima Mireia Belmonte. Ambos wearables comparten también otras novedades, como la detección automática de la actividad y la personalización de los objetivos. En este caso, tan sólo tienes que marcar en el dispositivo cuáles son tus metas y recibirás planes específicos y alertas, nada de excusas para seguir sentado en el sofá.

Para el Gear Sport, Samsung ha mejorado la interfaz haciendo que sea más fácil de ver lo que aparece en la pantalla, en este caso una Super AMOLED de 1.2”, incluso si estás corriendo o en medio de la actividad en cuestión. Se ha mejorado también la monitorización de las pulsaciones, haciéndola más precisa.

También se mantiene la pantalla redonda como ya viene siendo habitual en los smartwatches Samsung, y continua con un diseño minimalista, muy en la línea del anterior Gear S2 Sport. También mantiene el bisel circular con el que navegar por la interfaz. Aunque se comercializará en azul o negro, si esos colores no te acaban de conjuntar, puedes elegir entre las muchas correas intercambiables de diferentes colores. EN cuanto a la batería, en este caso hablamos de 300 mAh.

Para rematar el conjunto, Samsung ha cerrado algunas colaboraciones interesantes con aplicaciones como UnderArmour o Spotify para su nuevo smartwatch, así que además de motivarte puedes ir escuchando tu música favorita mientras corres por el parque, entre otras cosas.

En cuanto a la Gear Fit2 Pro, además de la monitorización de pulsaciones o la resistencia al agua, también incluye una monitorización avanzada GPS. La pantalla en este caso también es Super AMOLED, de 1,5” y curva, con un panel táctil de alta resolución y en color. Para esta pulsera, la batería es algo inferior, unos 200 mAh, suficiente para entre 3 y 5 días de autonomía, dependiendo del uso. En cuanto a los colores, en este caso se puede elegir poco, o negra o negra combinada con rojo, la variedad, por el momento, se la queda toda el Gear Sport.

Si te estabas planteando la operación “ponerse en forma” de la vuelta de vacaciones, seguro que con estos dos wearables no se nos hace tan cuesta arriba.

Deja un comentario