El verano es una de las épocas en que más aumentan las ventas de móviles. Ya sea como regalo de fin de curso o porque las vacaciones implican renovación y cambio de etapa, lo cierto es que son muchos los que aprovechan este momento para hacerse con el último modelo de su marca preferida de smartphone (y funda).

Pasada la ilusión inicial de tener smartphone nuevo, llega la tediosa tarea de ponerlo en marcha. Un trámite que todos hemos pasado o pasaremos y que superaremos con más o menos maestría. No perder fotos por el camino, quedarnos sin esa agenda telefónica que tantos años nos ha costado conseguir o perder información valiosa que tenemos en nuestro terminal son algunas de los retos a los que nos enfrentamos en este proceso de puesta en marcha.

Aquí una serie de consejos para configurar tu móvil nuevo que te harán más fácil esta tarea:

1. Inicio de sesión. En el caso de los teléfonos Android, lo primero que te pide al encenderlo (aparte del PIN), es el inicio de sesión con una cuenta de Google. Introduciendo tu cuenta y contraseña, se sincronizarán automáticamente tanto los contactos y correos electrónicos, como alarmas o fechas que tengas guardadas en tu calendario. Si tienes almacenados los contactos únicamente en tu tarjeta SIM, el traspaso es tan sencillo como cambiar la tarjeta de un móvil a otro. Sin embargo, siempre es más seguro guardarlos en la cuenta de Gmail, para evitar quedarte sin tu agenda en caso de pérdida del terminal, por ejemplo.

Smartphones Wiko2. Fotos y documentos. Si no quieres perder ninguna de las fotos y documentos descargados en el móvil, lo mejor es aprovechar el almacenamiento en la nube (Google Drive, Google Fotos, Dropbox…) o en la tarjeta de almacenamiento externa. En este último caso, la mayoría de terminales Android, aparte de tener una memoria interna suficiente para un uso cotidiano, permiten insertar tarjetas que la aumentan. Un ejemplo es el Harry de Wiko, que admite tarjetas MicroSD de hasta en 128GB para aumentar la capacidad de la memoria.

3. Copia de seguridad. Para no perder nuestra información cuando instalemos las nuevas apps, podemos crear una copia de seguridad en nuestro teléfono antiguo a través del menú “Ajustes Copia de seguridad”. Así, al iniciar sesión en el nuevo smartphone podrás restablecer esta copia alojada en el servidor de Google. Si eres de los menos previsores, basta con acceder al Play Store y revisar el histórico de aplicaciones instaladas, así puedes elegir cuáles replicar en el nuevo móvil y cuáles descartar.

4. App para copiar datos. Si no sueles utilizar las opciones de almacenamiento en la nube, existen aplicaciones que hacen copias de toda la información del terminal. Instalándola en ambos móviles, permite pasar datos de uno a otro en carpetas bien organizadas.

Usuaria smartphoneUna vez que has pasado toda la información de un terminal a otro, quedan un par de trucos con los que potenciarás además la usabilidad del nuevo móvil. Por un lado, debes configurar elementos de seguridad como patrones, contraseñas o lectores de huella dactilar como medida preventiva ante robos de datos. Y, por otro lado, puede ser el momento perfecto para hacer limpieza de archivos, guardando las fotos en un disco duro, borrando teléfonos de antiguos compañeros de colegio que nunca usas y renovar la lista de reproducción musical.

Ya solo queda elegir un fondo de pantalla para disfrutar al máximo de las prestaciones de nuestro nuevo terminal. Llenarlo de nuevas experiencias y recuerdos solo depende de los planes que se nos pongan por delante.

 

POR Javier Lemos, técnico del departamento de I+D de Wiko.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.