Entre física y matemáticas eligió física para no cerrarse en la investigación o educación y abrirse hacia la industria también. Nuria Mir es Directora Ejecutiva de Delivery para Banca en GFT España, compañía tecnológica especializada en el sector de servicios financieros.  Licenciada en Física y PDD IESE, Mir cuenta con más de 20 años de experiencia y ha liderado con éxito numerosos proyectos internacionales. Ah y es madre de 4 hijos.  Conversamos con ella sobre la tecnología en su vida profesional, esperando que sus reflexiones sobre mujer y tecnología sirvan de inspiración para muchas.

Empezaste a sentirte atraída por la física y las matemáticas desde bien pequeña.

Creo que desde los 8 o 9 años. Siempre fui a la escuela pública donde existían esos concursos de matemáticas y los profesores cuando destacas un poco te envían a todas partes. Así desde pequeña ya me enviaban a los concursos a defender la escuela.

Se habla que a esta edad es cuando las niñas empiezan a decidir si harán o no carreras técnicas. ¿Puede ser que el origen esté antes?

Tengo 3 hijas y ellas son de ciencias también. Era algo que ya veía en el parque infantil por su comportamiento: eran muy analíticas. Hay niños mucho más impulsivos y otros que cuando ven un problema, analizan y luego actúan.

Yo de pequeña ya intuía. Me gustaba mucho el 3 en raya, buscando siempre los patrones, mientras que los otros niños estaban jugando a otras cosas. Mi hermana enseñaba a las muñecas y ahora es maestra.Nuria Mir de GFT España

¿Cuál crees que es el papel de los padres? ¿Pueden ayudar a las niñas, por ejemplo, detectando estos patrones, ayudarlas a que sigan manteniendo este interés?

Totalmente. Yo iba a una escuela pública en un barrio muy humilde, y veía como las niñas al acabar la EGB dejaban de estudiar. Eran chicas brillantes en matemáticas, y sus padres consideraban que ya sabían suficiente y lo que querían era que ayudaran más en el bar o en casa. He visto perderse mucho talento por el camino por la posición de los padres.

Quizás los padres no alientan a sus hijas porque creen que las carreras técnicas van a ser muy difíciles para ellas o que pueden lucir más en otro tipo de carreras

Al final como padres lo que quieres es que tus hijos sufran el mínimo y que consigan el máximo rendimiento. Incluso a mí a veces me cuesta decir a mis hijas que hagan matemáticas o física porque son carreras que generan mucho esfuerzo. No puedes tener una vida social intensa porque tienes que estar en casa estudiando y luego cuesta mucho llegar al mercado laboral.

Ahora en tecnología se quiere motivar mucho que aumenten las vocaciones. El número de vocaciones es muy bajo y de hecho sigue bajando. Antes estábamos en un 20% de mujeres en las universidades de Ingeniería y ahora estamos al 10%. ¿Qué crees que se podría hacer para que aumentaran estas vocaciones?

Es muy complicado porque estamos en un momento en que todo cambia muy rápido. Me gustaría que mis hijas hicieran carreras más abiertas, que puedan aprender muchas cosas y que yo les permita escoger. Ahora hay muchas ingenierías nuevas, hay ingenierías de datos que te pueden dar esta visión y que te pueden abrir al mundo.

Nuria Mir de GFT España

Aún hay gente que no quiere saber nada de la tecnología, o no quiere móvil. ¿Se da más en las mujeres esa fobia en las tecnologías?

Un poco. El prototipo es que nosotras nos encargamos más de tareas de gestión, de organizar recursos, y los hombres más de los gadgets y yo misma alguna vez caigo en eso.

Esto es social, y también se va perpetuando. Si mi hija ve que yo le pido ayuda a mi marido pues pensará que el que sabe de máquinas es él. ¿Podemos romper ese patrón?

Sí, es muy importante la educación. Tengo 3 hijas y sus amigas dicen que soy muy divertida, quizás por la forma de decir las cosas. Hago hincapié en que ellas hagan las cosas, no sus hermanos o padres… Me preocupa, porque es lo diferente. No es lo normal en todas las casas.

Sobre la maternidad, reconoces que has tenido que sacrificar mucho tiempo de estar con tu hijos para llegar a donde has llegado profesionalmente. Es una situación que se da mucho entre las mujeres. ¿Podemos evitarlo?

Creo que no es un tema de las compañías, tienes que ser tú misma. Cuando tienes hijos pequeños no hay nada que te ate a tu puesto de trabajo. Hay dos velocidades y tenemos que ser capaces de ir a 80 cuando queramos y acelerar cuando los niños son más autónomos.Hay épocas que me he puesto a la derecha y he apartado proyectos estratégicos que demandaban mucha responsabilidad. La empresa tiene que permitirte darte estas dos velocidades, tanto con las mujeres como con los hombres. Porque ahora también hay muchos que sacrifican su trabajo por sus hijos. Hablamos mucho de la empresa,pero depende mucho de la persona directa. Si tu jefe o tu supervisor te comprende y te ayuda, aunque la empresa no quiera, hace lo correctoy al contrario.

¿Crees que es buena idea contratar por cuotas para fomentar la inclusión de la mujer en tecnología?

Soy de las pocas que está a favor de las cuotas. Realmente la mujer está muy preocupada de que la valoren por sí misma. Yo creo que toda ayuda es buena. Además de las cuotas, creo que la solución es igualar el hombre a la mujer. Si a las mujeres no dan bajas maternales de 4 meses, pues a los hombres también. Todo es mucho más fácil cuando a los dos nos impacta de la misma manera. Si conseguimos que las parejas hagan lo mismo que hacíamos nosotras ya no tendremos ese prejuicio.

¿Alguna otra iniciativa?

Ir a las escuelas y explicar a las niñas que las carreras de ingeniería son interesantes y les abren mucho el camino. Yo estoy a favor de todo lo que pueda ayudar. También crear networking. Me genera mucha confianza tener una comunidad que piense y transmita lo mismo que yo.

Nuria Mir de GFT España¿Qué aportan los networking y las conferencias entre mujeres?

Esperanza. Ves chicas jóvenesemprendedoras, que no ven la vida con prejuicios porque se han educado de forma diferente. Ya no tienen las fronteras que yo tenía cuando era pequeña. Tienen objetivos y van a cumplirlos. Es muy importante porque te permite tener contactos que te ayuden en tu trabajo.

Hay tantos candidatos a un mismo puesto que es necesario que la mujer aprenda a competir.

Es importante aprender a competir para las posiciones de liderazgo, pero en tecnología hay muchas posiciones que no requieren liderazgo, en las que hay que trabajar en la sombra, con tu inteligencia bruta es suficiente y destacas mucho igualmente.

¿Crees que las mujeres aportamos una visión diferente en tecnología?

Totalmente, y además es necesario. El diseño de la tecnología está hecho sólo por hombres y está muy pensado para ellos. Te das cuenta de que los gadgets del día a día no están pensados para nosotras, en temas de ergonomía,por ejemplo.

Siri de Apple, hace preguntas que están muy enfocadas a los hombres, o las voces de mujeres sexies de los GPS ¿Para cuando uno con una voz de hombre sexy? Si diseñan ellos, diseñan la tecnología como a ellos les gusta. ¿Cuándo diseñaremos nosotras lo que nos gusta?

La tecnología no tiene que ser complicada. Yo creo que una lavadora inteligente puede hacer de todo y a su vez, que sea muy sencilla en el manejo. Si es complicada no está bien diseñada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.