Acercar la tecnología a las mujeres es uno de los retos principales para combatir la brecha de género. Pero, como hemos dicho en Gadwoman, es una tarea que hay que hacer desde pequeñas y en la que deben trabajar todos los implicados en la educación, desde padres, hasta profesores y otras entidades. Con este objetivo, se están llevando a cabo iniciativas públicas y privadas en las escuelas para intentar acercar e incentivar el interés de las chicas por la tecnología y las ciencias. Todo ello desde edades tempranas.

Un ejemplo de estos proyectos es el Girls4Tech, puesto en marcha por MasterCard hace dos años y que ya se ha celebrado en varias ciudades europeas y también en Madrid y Barcelona. Es una iniciativa específica para chicas con el que fomentar habilidades relacionadas con la Ciencia, la Tecnología, la Ingeniería o las Matemáticas.

Durante dos días las 25 participantes, que tienen entre 13 y 14 años, se acercan a la realidad de la vida profesional y laboral de las empresas relacionadas con la ciencia y la tecnología. “Puesto que, generalmente, las chicas de esa edad no suelen sentirse atraídas por este tipo de trabajos, la iniciativa pretende motivarlas través de experiencias reales. Se trata de aproximarlas, ponerles un ejemplo en el que no existen estereotipos”, explica Paloma Real, Directora de desarrollo de negocio e innovación para España y Portugal de MasterCard. Visibilizar para inspirar es la clave.

Girls4Tech de MastercardEn el programa hay involucrados actualmente a nivel mundial unos 1.300 empleados que actúan como mentores. Ellos son los encargados de enseñar a las chicas durante ese par de días en seis temas como Convergencia digital, criptología, Big Data, Inteligencia local, algoritmos y detección de fraude, dependiendo de cada sede. Como explica Real, el objetivo es mostrarles “cómo se ve un mismo reto científico-tecnológico desde diferentes puestos y se les permite que  estén en contacto haciendo preguntas y aprendiendo”.

A veces nos autolimitamos, pensado que no vamos a poder dedicarnos a algo que a priori es más duro y  exigente. Hay que intentarlo y sobre todo no ponerse ninguna barrera.

La elección de la edad de las niñas que participan en estos proyectos tampoco es aleatoria. Como os explicábamos en Gadwoman, un estudio de Microsoft realizado en 12 países europeos, aunque no en España, concluye que las vocaciones científicas y tecnológicas se tuercen hacia los 15 años, cuando ellas comienzan a fijarse en modelos vitales y a construir su identidad como mujeres adultas. Algo que han tenido en cuenta para el Girls4Tech. Como explica Paloma Real, “a los 13 o 14 años es el momento en el que de alguna manera las niñas empiezan a perder los vínculos con sus familiares y son más receptivas a las experiencias reales, que vienen de fuera, mostrándoles unos modelos a seguir en estos momentos en que son más receptivas”.

Como insistimos siempre en Gadwoman, la tecnología es algo que está presente a diario en nuestras vidas y no sólo eso, representan gran partedel futuro profesional. Según un estudio reciente de la Universidad de Oxford las profesiones del futuro tendrán que ver con la robótica, el análisis de datos, el IoT, la impresión 3D y la ciberseguridad. Apartar a las niñas de la ciencia y la tecnología es apartarlas de su futuro.

Si quieren participar del futuro, no pueden estar al margen de la transformación digital que está ocurriendo.

El objetivo de Girls4Tech es demostrarles que indistintamente de su género pueden trabajar en cualquier trabajo y además que la ciencia y la tecnología te dan unas capacidades de desarrollo y unas oportunidades totalmente ligadas a la vida futura digital profesional”, comenta la Directora de desarrollo de negocio e innovación para España y Portugal de MasterCard.

Paloma Real de MastercardPero esta experiencia no basta, y es que a menudo estos estereotipos de género provienen desde el propio ámbito familiar. “En Estados Unidos o Europa esa transmisión de estereotipos no ocurre tan fuertemente como en países en vías de desarrollo”, explica Real. Pese a todo, según sus datos, en Estados Unidos y Europa sólo un 30% de las mujeres ocupan puestos de  trabajos relacionados con ciencia y tecnología. “Las mujeres siempre tienen que demostrar más, a la mujer que quiere ser un referente en el panorama tecnológico digital le cuesta el doble que a un hombre”, sentencia la Directora de desarrollo de negocio e innovación para España y Portugal de MasterCard.

Girls4Tech es una pieza más en este camino que hemos empezado a andar y que lleva a acabar con la brecha digital de género.

Recomendaciones:

a las madres a las que sus hijas les confiesen su vocación tecnológica, Paloma Real recomienda tener fe en el interés de ellas por hacerlo, y apoyarle. Además hay que vencer los obstáculos y por supuesto que igual al principio cuesta pero una vez que pasa la barrera la persona va a salir más fuerte y desarrollada. Y va a ser un orgullo para toda la familia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.