Samsung Galaxy S8, una pantalla infinita en tu mano

Samsung Galaxy S8

A casi todos los usuarios de smartphone nos ha quedado claro que la pantalla, cuanto más grande, mejor. Y es que para leer, jugar, revisar el correo, ver fotos y usar las redes sociales con comodidad. Porque independientemente de la edad y de la agudeza visual, tener un smartphone con pantalla grande puede evitarnos malos tragos como el que vivió hace poco Arturo Pérez-Reverte: “Esto es Twitter y no llevo gafas de leer“, dijo para justificar la ausencia de un acento en un pronombre, ausencia en la que rápidamente reparó un seguidor y le enmendó.

Advertisements

Pues sí, seguramente con la pantalla de 5,8 pulgadas del Samsung Galaxy S8 o las 6,2 del Galaxy S8+ esto no le habría pasado. Porque se ven muy bien las letras y lo que no son letras. Porque ahora la pantalla va más allá de la desaparición de los bordes, algo que nos sorprendió con el Samsung Galaxy S6. La pantalla del octavo Galaxy es infinita y permite disfrutar de experiencias de visionado inmersivas.

Samsung Galaxy S8Aunque si las pantallas se han hecho infinitas, el terminal es cada vez más compacto, en parte por la utilización de un procesador de 10 nanómetros. Una novedad del S8, ya que por primera vez Samsung utiliza los 10 nanómetros para un Smartphone tras probar con uno de hasta 14 en el Note. ¿Las ventajas? Al tener más transistores, consumen menos y esto se traduce en un mejor rendimiento y un ahorro en el uso de la batería. “Estamos hablando en torno a un 20% del rendimiento general del terminal, un 23 % en la parte gráfica”, explica Jesús Guardiola, responsable técnico en Samsung España. Y si el cuerpo crece, la batería también y en este caso alcanzan los 3.000 mAh en el S8 y los 3.500 mAh del S8+.

Como un PC

Pero por muy grande que sea la pantalla, trabajar con el Smartphone no puede superar la experiencia de hacerlo con un PC. Y esa es una de las novedades principales que sorprenden del S8, el Samsung DeX. Se trata de una doc station que conecta el Smartphone a un monitor o una televisión mediante una entrada HDMI. “Lo que hace es convertir la interfaz de Android, la que estamos acostumbrados en los smartphone en una interfaz de escritorio que es como la que tenemos en los ordenadores”, señala Guardiola. El sistema convierte la interfaz de Android habitual en los smartphones en un interfaz de escritorio igual a la habitual en los ordenadores. Para completar la experiencia, la estación cuenta con puertos USB que permitan conectar el teclado y el ratón.

“Ya teníamos aplicaciones específicas de virtualización de escritorio y de PC remotos en el smartphone pero en una pantalla de tamaño smartphone la interacción no es tan buena. Las empresas demandaban un plus de utilidad y con esta novedad, lo hemos solucionamos”.

Reconocimiento iris

En el apartado de la cámara no hay demasiados cambios en este S8 y es que como recuerda Guardiola, la del Samsung Galaxy S7 ya fue reconocida como la mejor cámara del año. Las novedades, por tanto, no las encontramos en los sensores sino en el software. La función multiframe permite hacer distintas tomas, entre tres y cinco, cuando se hace una fotografía y quedarse con la mejor imagen. En el caso de que aún queden objetos desenfocados o en movimiento, es capaz de buscar información de las otras tomas y combinarlos para componer una mejor imagen final.

En cuanto a la cámara frontal, de 8 MP, se ha introducido el autoenfoque por primera vez en un móvil. Esta función tiene como utilidad diaria la capacidad desbloquear el terminal y la de abrir o cerrar aplicaciones ya que incluye el reconocimiento de iris, funcionalidad bioméstrica que introdujo el malogrado Galaxy Note 7, además del reconocimiento por huella dactilar. “Todos tenemos la idea de que la huella es muy seguro pero el reconocimiento a través del iris lo es más aún”, asegura Guardiola. También el S8 mantiene el modo niños, ideal para las que compartimos de vez en cuando el Smartphone con nuestros peques. La mía adora el cocodrilo!!

Samsung Gear 360-Dex-StationAsistente inteligente

A nivel de software, una de las novedades es la interfaz inteligente Bixbi, que vendría a ser el equivalente a Siri del iPhone, pero en Samsung. Su función de voz se integra con muchas de las aplicaciones del Smartphone y además, aprende de los gustos o la situación del usuario para ofrecer contextualización. Mediante esta aplicación la cámara adquiere la capacidad de reconocer objetos o lugares u ofrecer contexto sobre ellos. Por ejemplo, si vemos un bolso en la calle que nos guste, podemos hacerle una fotografía y la app reconoce el modelo y nos dirige a la tienda online donde podremos comprarlo. Algo parecido sucede con los lugares como los museos, donde la app nos ofrecerá información sobre horarios o precios.

El S8 y el S8+ estarán disponibles en tres colores: negro, Silver y, la novedad, el Orquid Grey.

Cámara 360 con streaming

Además del S8, la compañía coreana ha presentado la nueva Samsung Gear 360 con una importante novedad respecto a la versión anterior: la capacidad de emitir en streaming los videos 360⁰. Hasta ahora, los videos se grababan para subirlos más tarde a las diferentes plataformas pero en esta nueva versión los vídeos se podrán compartir también en tiempo real conectando la cámara al smarphone o a un ordenador compatible.

El diseño ha cambiado para hacerse más compacto y facilitar su uso, además de mejorar algunas funciones y la grabación de videos 4k, lo que mejorará la calidad de los proyectos resultantes.

Avatar

Toñi Herrero Alcántara

Cofundadora de Gadwoman. Periodista especializada en tecnología, consultora de comunicación y un poco geek 😉
He colaborado con medios como YoDona y ElDiario.es hablando de tecnología en femenino y también de emprendedores y startups.
¿Quién dijo que la tecnología era aburrida?
Avatar