Cómo conectarse con seguridad a una wifi pública

Private Tunnel

A estas alturas seguramente ya has oído por activa y por pasiva que si te conectas a una wifi pública te pueden robar todos los datos que quieran de tu móvil, tu ordenador o tu tablet, o infiltrarte malware, virus o spam, o captarte las contraseñas. Y si no lo habías oido, pues apúntalo, porque no es un alarmismo barato para vender seguridad. Muchas de las redes wifi en bares, restaurantes o zonas públicas no son seguras.

Advertisements

Pero ¿cómo saberlo? Pues para alguien no experto es difícil, así que más vale protegerse y utilizar medidas de seguridad básicas, como las que nos enseñaron este miércoles en una edición de Cryptoparty.cat en Barcelona. Este tipo de encuentros periódicos y que se hacen en varias ciudades están dirigidos a usuarios medios que quieran mejorar la privacidad en sus comunicaciones y controlar qué parte de sus datos quieren ceder. Te las recomendamos especialmente.

Cryptoparty en Barcelona con Jordi Iparraguirre sobre wifi pública

Para conectarse a una wifi pública con seguridad, los impulsores de Cryptoparty, Jordi Iparaguirre, presidente del capítulo catalán de la Internet Society, y Jordi Delgado, profesor de informática de la Universitat Politècnica de Catalunya, proponen una solución que impide que alguien pueda interceptar lo que haces con el ordenador: instalar una VPN o red privada virtual.

Para entendernos, una conexión que crea un camino seguro (cifrado) entre el ordenador o el móvil y el servidor de la página a la que se conecta. Un túnel antiintrusos que te protege de recibir malware, virus o spam.

Instalar una VPN no es complicado y es una solución de seguridad para esos momentos en que necesitas conectarte pero en que no te fías de dónde estás.

Iparaguirre y Delgado aconsejan OpenVPN o Tunnelbrick. La primera es más sencilla de utilizar que la segunda y vale para Windows, Mac, Android y iPhone. Tan solo hay que instalar el programa Private Tunnel, registrar el software con una dirección de correo que es comprobada y conectarse. A partir de ahí, todo lo que hagas no será visto por otros.

Private Tunnel es perfecta para conexiones esporádicas porque hay un límite de datos gratuitos, unos 2 Gb. Si necesitas más, se pueden comprar bonos por gigabytes.

Si eres de las usuarias que quieren estar siempre protegidas, entonces mejor que busques otra solución como Tunnelbrick, que es software libre y un poco más complicada de configurar porque exige paquetes de programas del proveedor y demás. Pero vamos, te puedes entretener con ello. A cambio podrás olvidarte de tener que pagar nada.

 

Avatar

Carmen Jané

Periodista, especializada en nuevas tecnologías, de las que escribe desde hace más de una década. Fue coordinadora del suplemento Tecnologías de El Periódico de Catalunya y actualmente es redactora de la sección de última hora. Colabora en Catalunya Ràdio y TV-3. Autora del blog Tecnobloc y premio Accenture de periodismo 2007. Visita mi perfil completo en www.carmen-jane.com
Avatar