¿Cómo va a quedar Linkedin tras su compra por Microsoft?

Microsoft acaba de anunciar la compra de LinkedIn por más de 23.000 millones de euros, una compra que por una parte es la más importante de la historia tecnológica reciente y por otra supone un gran golpe sobre la mesa por los perfiles tan marcados de ambas compañías. Pero con la compra todavía no realizada (la han de avalar las autoridades de competencia y los accionistas de ambas empresas) cabe preguntarse qué va a pasar con el Linkedin que conocemos y que es la red social más importante del mundo de los negocios. Y con los datos que tenemos en ella.

Advertisements

La pregunta no es trivial. Cuando Microsoft compró Skype, el principal programa entonces de telefonía por internet, que era gratuito excepto para llamadas a teléfonos fijos y móviles, ganó cosas buenas pero también otras que muchos usuarios hemos reprochado a la compañía que fundó Bill Gates. Una de ellas, convertir Messenger en Skype y deslucir el programa original para llenarlo de opciones que tenía Microsoft dispersos por otros programas.

Linkedin Microsoft
Satya Nadella, el CEO de Microsoft, con Jeff Weiner, el CEO de Linkedin.

Ahora, con LinkedIn no solo son temores, es que la transformación de la red social es parte del proceso de compra. Satya Nadella, el CEO de Microsoft, ya ha anunciado que el propósito de la compra es integrar Linkedin con Outlook, Office y el CRM Dynamics. Es decir, con el giro empresarial que está haciendo Microsoft y que quiere convertir a la compañía en la heredera de los huérfanos que van dejando IBM o SAP.

Linkedin puede aportar a Microsoft conocimientos en temas que no han sabido poner en práctica, como el mundo móvil.

Uno de los puntos que destaca el comunicado de prensa conjunto es la app de Linkedin, que “ha aumentado la implicación de los miembros”, un modelo de suscripción que funciona, una plataforma de aprendizaje online y una app de búsqueda de empleo efectiva.

Pero la idea de Microsoft es integrar la plataforma como una herramienta más de sus programas de oficina Office y de relación con el cliente, Dynamics. Para Outlook, el programa de correo y de productividad personal, integrarse con Linkedin es añadir una gigantesca base de datos en el mismo perfil. “Podrás buscar contactos o un empleo nuevo mientras trabajas”, decía Satya Nadella en una entrevista.

A diferencia de Skype, que era una compra solo de una herramienta tecnológica, Linkedin, fundada en el 2002, no solo es una herramienta, también es un negocio que funciona y que gana dinero. Y que supone una plataforma de noticias, de relación y de búsqueda que pueden aprovechar programas hechos para ser usados en local y en internet, a través de la nube (Cloud) que interrelaciona los programas y permite alojar los datos de Microsoft.

 

 

 

Carmen Jané

Periodista, especializada en nuevas tecnologías, de las que escribe desde hace más de una década. Fue coordinadora del suplemento Tecnologías de El Periódico de Catalunya y actualmente es redactora de la sección de última hora. Colabora en Catalunya Ràdio y TV-3. Autora del blog Tecnobloc y premio Accenture de periodismo 2007. Visita mi perfil completo en www.carmen-jane.com
Avatar

1 pensamiento en “¿Cómo va a quedar Linkedin tras su compra por Microsoft?”

Los comentarios están cerrados.