Probamos el humidificador Dyson AM10

El invierno ya ha llegado y con él, el frío y el encendido de la calefacción que inevitablemente reseca el aire. Bueno, inevitablemente no, como descubrí hace años, a instancias de mi oftálmologo, para combatir la sequedad ocular que sufría al encender la calefacción (o el aire acondicionado). Y es que los ojos se resecan, las mucosas…y si además sufres de algún tipo de alergia o enfermedad respiratoria no es el mejor ambiente. La única solución para contrarrestar el perjuicio que ocasiona el estar calentito y con un ambiente seco es contar con un humidificador, que proporcione ese frescor y humedad ambiental que la calefacción quita.

Advertisements

En Gadwoman hemos probado el humidificador AM10 de Dyson, avalado por la la Asthma and Allergy Foundation of America y por la Sociedad Española de Neumología Pediátrica (SENP).  Ya de entrada os diremos que no se parece en nada a la imagen que podamos tener de humidificador, que son muy prácticos pero poco estéticos. Y es que el diseño sigue el estilo de los últimos modelos de ventilador y calefactor presentados por Dyson.

Dyson-AM10-review-2

Se trata de un elegante aro hueco –por donde sale el aire limpio- con una base transparente donde se almacena el agua. El humidificador, disponible en blanco, ofrece una imagen moderna a la vez que discreta que no desentona con la decoración de la casa.

Pero además de bonito está pensado para durar ya que se han utilizado materiales como el policarbonato, el mismo con el que se fabrican los cascos de los antidisturbios así que ya nos podemos hacer una idea de la resistencia. La percepción del dispositivo es de alta calidad, sin duda.
Pero el diseño no es sólo lo que le hace ser diferente a otros humidificadores. El Dyson AM10 utiliza tecnología AirMultiplier, que somete a cada gota de agua a una doble radiación ultravioleta antes de salir a la habitación. Y esto ¿para qué sirve? Pues para eliminar las bacterias que contiene el agua, en este caso en un 99,9%.  No os diré que el agua que sale del AM10 huele a nubes o que se nota la limpieza del aire que respiramos, pero a la larga contribuye a mejorar el ambiente y de paso, la salud.

El mantenimiento y la puesta en marcha son bastante sencillos, no necesitan ninguna configuración previa y en unos pocos minutos se pone en funcionamiento.

La mayoría de funciones se pueden programar desde un solo botón, pero también puede funcionar de forma automática gracias a los sensores que lleva incorporados y que miden los niveles  de temperatura y humedad de la habitación para adaptarse automáticamente. Y esto es lo más cómodo y habitual. Tiene hasta 10 flujos diferentes de aire que también se pueden programar manualmente, al gusto, porque a veces, según el grado de sensibilidad, a alguien puede molestarle la corriente. Aunque el aire se reparte en todas direcciones a través del aro para abarcar mejor toda la habitación.

Dyson-AM10-review-4
El sistema AirMultiplier además también hace que este gadget sea más silencioso que otros modelos del mercado. Pero aún estando en el nivel más bajo emite un leve zumbido por lo que si eres un poco maniática con los ruidos mejor que no lo utilices a la hora de dormir. Eso sí, en el despacho trabajando o en el salón no vas a oír absolutamente nada.

Como he señalado al principio, el humidificador está formado por dos piezas que se desmontan fácilmente, lo que facilita mucho la tarea a la hora de limpiarlo. Dyson recomienda una limpieza semanal y una más a fondo al mes aunque al estar el agua limpia de bacterias no pasa nada si se  olvida alguna vez.

En cuanto a la cubeta, al ser transparente no necesitamos abrirlo para saber cuánta agua le queda.  Aunque a simple vista parece que tiene poca capacidad, según el fabricante es suficiente para usarlo unas 18 horas ininterrumpidas o  3- 4 días si no lo tenéis encendido siempre. La cubeta tiene capacidad para 3 litros de agua por lo que es recomendable buscarle un sitio fijo en la casa ya que pesa bastante cuando está lleno. Vaya, que no es muy práctico llevarlo de un lado a otro estando lleno. Yo hasta ahora siempre había usado agua destilada porque realmente la cal obstruye los conductos de estos aparatos y limpiarlos es bastante dificultoso. Sin embargo Dyson comenta que se puede usar agua del grifo sin problema.

Dyson-AM10-review-3

Una de las cosas que más me ha gustado es que es programable porque a veces una no se da cuenta de que no lo ha conectado hasta que es un poco tarde y ya nota las molestias. También me suele pasar que me olvido de apagarlo por lo que poderlo programar es una gran idea. Aunque en este caso si se quedara encendido el consumo que tiene es muy bajo. Si eres de las que sueles programar también la calefacción antes de ir a dormir, por ejemplo, es interesante dejarlo en la habitación cerrada un tiempo antes de dormir para encontrar un ambiente más fresco cuando nos acostamos, que suele ser el momento en que más notamos los problemas respiratorios o de sequedad ocular. Bueno, yo los noto mucho trabajando en el despacho, tantas horas delante del ordenador con la calefacción a otro trapo en invierno.
También tiene un mando a distancia para encenderlo y apagarlo sin tener que levantarte del asiento y un punto a favor, es imantado para que lo dejes enganchado al aro y no tengas que ir buscándolo por toda la casa porque se te ha perdido o no sabes dónde lo has dejado.
Si eres de las que tiene claras las ventajas de un humidificador en tu casa o despacho, tanto en época de aire acondicinado como de calefacción, querrás saber los puntos diferenciales del Dyson AM10. Y estos son: diseño, calidad de los materiales, funcionalidades y opciones de uso.  También me ha gustado mucho el poco mantenimiento que necesita y lo silencioso que es. El precio, ronda los 500 euros, es también un elemento diferencial, quizás hasta limitador. Aunque si pensamos en la salud está claro que puede ser una buena inversión.

Toñi Herrero Alcántara

Cofundadora de Gadwoman. Periodista especializada en tecnología, consultora de comunicación y un poco geek 😉
He colaborado con medios como YoDona y ElDiario.es hablando de tecnología en femenino y también de emprendedores y startups.
¿Quién dijo que la tecnología era aburrida?
Avatar