Dash & Dot, robots para aprender a programar jugando

 

Advertisements

 

Dash & Dot son dos robots capaces de interactuar entre sí. Están dirigidos a niños entre 5 y 12 años y están pensados para que puedan diseñar y programar sus juegos. El lenguaje de programación que utilizan está basado en tecnología Blocky, muy sencilla e intuitiva ya que permite crear actividad tan sólo arrastrando elementos. Los robots se presentan con diferentes niveles de programación que van evolucionando según las capacidades de cada niño. De esta manera los niños pueden practicar programación a la vez que desarrollan su creatividad creando y diseñando las actividades que realizarán Dash & Dot a su propio ritmo.

He tenido la ocasión de probarlos y verlos en acción usando la aplicación para Android y la verdad es que ha sido toda una experiencia. Dash, el más grande de los dos con unos 16 cm de alto, se mueve por el entorno y es capaz de detectar objetos delante y detrás. Escucha y reacciona a los sonidos, se activa y responde. Por su parte Dot mide tan sólo 9,5 cm y reacciona en función de cómo se le mueva. Interactúa con Dash y es capaz de indicarle dónde se encuentra mediante una señal. Se transforma con sonidos y luces escucha y responde a sonidos. Ambos funcionan con batería de litio recargable mediante puerto microUSB que le da una autonomía de hasta 5 horas o de 30 días en modo standby para Dash y unas 3 horas para su hermano menor.

 

Las aplicaciones, que son cuatro, permiten diferentes acciones.

La más sencilla es App&Go para iniciar el movimiento de los robots vía bluetooth; luego está App Path que permite crear un recorrido para que Dash se mueva por él; App Blocky, herramienta de programación para hacer funcionar e interactuar a los robots; y la más espectacular, App Xylo que incorpora un xilófono y permite que los peques aprendan programación a través de la creación de música con el xilófono que viene. Se puede programar a Dash para que baile al ritmo de la música creada por el niño.

Dash-Dot-3

Con las aplicaciones, que es recomendable descargarlas en un tablet por contar con un pantalla mayor, se pueden crear los itinerarios y acciones que van a hacer los robots.

Los niños serán los creadores del propio juego dirigiendo a su robot a través de sus tablets y smartphones. Así aprenderán programación basada en impacto y resultado, y todo ello jugando.

Para ampliar las funcionalidades Wonder Workshop comercializa también complementos como un xilófono o un soporte para el smartphone o el accesorio Building Brick Connectors para crear bloques de Lego. Los robots son compatibles con iOS7 o superior y versiones Android KitKat 4.4 o superior.

Dash & Dot, robots que enseñan a programar

Según un estudio encargado por Wonder Workshops a la consultora Conecta, las asignaturas relacionadas con las nuevas tecnologías se han convertido en las más importantes para el 60% de los padres encuestados. Incluso un 88% de ellos considera muy importante que sus hijos tengan conocimientos de robótica y programación. La mayoría de los progenitores valoran positivamente que los niños tengan conocimientos tecnológicos que les ayuden tanto en su vida cotidiano como laboral en el futuro, por lo que consideran relevante incluir estas tecnologías en sus juegos. Para 9 de cada 10% es tan importante que un juguete sea divertido como formativo.

Y aparte de esto, que te puede consolar ante el precio de los robots -unos 227 euros– los peques de la casa se lo van a pasar estupendamente. Mi nena, que solo tiene 2,5 años no pudo probarlo como tocaba pero se lo pasó pipa viendo cómo Dash tocaba el xilófono.

Toñi Herrero Alcántara

Cofundadora de Gadwoman. Periodista especializada en tecnología, consultora de comunicación y un poco geek 😉
He colaborado con medios como YoDona y ElDiario.es hablando de tecnología en femenino y también de emprendedores y startups.
¿Quién dijo que la tecnología era aburrida?
Avatar