¿Qué saben de ti las redes sociales?

identidad digital

identidad digital

Advertisements

En estos días de redes sociales, que tire la primera piedra quien no haya borrado alguna vez un tuit o un post del que se haya arrepentido tras escribirlo. La solución entonces es sencilla: le das a eliminar y lo borras. El problema llega cuando alguien ya lo retuiteó o cuando el mensaje no tiene más importancia hasta que un día alguien decide dársela, que la memoria es mala consejera. O cuando te enfrentas a una prueba importante y quieres saber qué saben de ti las redes sociales.

Si quieres estar segura de cómo anda tu reputación digital, hazte una auditoría. Un examen sencillo y de autoanálisis sobre cómo te pueden ver otros según lo que has contado.

1. Twitter.

Para analizar qué has puesto en Twitter, hay que pedirle a la red social que te envíe un archivo con todos los mensajes que has ido colgando. La opción la tienes en Configuración > Cuentas > Contenido El último apartado es Tu archivo de Twittter. Hay un cuadro de diálogo que si lo pulsas, te envían un listado de todos los tuits en formato Excel (.csv) que puedes leer desde algún programa como el propio Excel o Google Drive, aunque no sea lo más cómodo del mundo.

Descargar el archivo tiene sentido porque ya ves que simplemente tirando para atrás en el timeline hay un momento en que Twitter no permite seguir retrocediendo. Es entonces cuando hay que usar un programa.

Por ejemplo, Twime Machine, una web que permite incluso hacer búsquedas dentro del timeline de tuits propios. Está limitada a 3.200 mensajes, pero porque Twitter no permite más. Actualmente está en venta, así que date prisa, a ver cuánto dura.

O también Snap Bird, que permite buscar en tus mensajes y en los de otros.

Una vez hecho esto, Tweet Reach te puede ayudar a analizar el alcance que ha tenido un mensaje concreto. La misma herramienta sirve también para Instagram o Tumblr.

2. Facebook

El otro foco de dolores de cabeza para la bocazas que todas llevamos dentro es Facebook. Aquí tienes una ventaja a favor, y es que la red de Mark Zuckerberg está un poco más orientada a mantener la privacidad que Twitter, donde todo se orienta a que todo el mundo nos vea.

En Facebook, a veces es suficiente con cambiar quién puede ver un contenido. Esta opción hace que automáticamente cambie la privacidad del mensaje y desaparezca del timeline de otras personas. Y si lo borras, desaparece si no lo han comentado otros.

Lo que no puedes pedirle a la red social es que te descargue tus mensajes, porque no tienes esta opción.

También puedes pedir a tus amigos que te borren de una foto, o borrarla tú para evitar situaciones embarazosas.

 

 

 

Carmen Jané

Periodista, especializada en nuevas tecnologías, de las que escribe desde hace más de una década. Fue coordinadora del suplemento Tecnologías de El Periódico de Catalunya y actualmente es redactora de la sección de última hora. Colabora en Catalunya Ràdio y TV-3. Autora del blog Tecnobloc y premio Accenture de periodismo 2007. Visita mi perfil completo en www.carmen-jane.com
Avatar