Cómo llevar tu tienda al mundo online y no morir en intento

99designs--diseñoweb

Advertisements

Internet es  la herramienta más utilizada por  todos, sobre todo en las nuevas generaciones. Todos acudimos a la red para buscar información, solucionar problemas, consultar dudas y por supuesto, también para comprar artículos.

Este es uno de los motivos por los que es tan importante contar con una página que sea atractiva para los clientes y que sea sencilla de gestionar por parte del  pequeño empresario y empresaria. Pero lo cierto es que es un quebradero de cabeza más en el mundo empresarial, sobre todo para las pymes y a la hora de ponerla en marcha surgen muchas dudas. ¿Qué información resaltar? ¿Cómo situarla? ¿Qué motiva la compra final?

Más allá de la estética de la web, es absolutamente necesario que ésta refleje la personalidad de la compañía y que sea intuitiva, de navegación sencilla. Claridad y accesibilidad son las dos características que deben primar a la hora de reflejar la información sobre los productos.

Mejorar la calidad de una web no es tan complicado, sólo hay que tener en cuenta cuatro pilares fundamentales:

1- Las ventajas lo son todo

Hay que dejar claro cuáles son los beneficios que aporta el producto y cómo mejora la vida de los clientes. La web debe remarcar las soluciones que ofrece a los usuarios. En otras palabras, hay que enfocarse en sus necesidades.

Explicarle a un usuario cómo un producto va a ayudarle a resolver sus problemas tiene una aceptación mucho mejor que contarle las características del producto.

2- Facilitar la acción

Hay que simplificar para que el cliente pueda pasar a la acción en segundos. Cuanto más sencilla sea la llamada a la acción, mejor. Independientemente de que el objetivo sea que el cliente haga click en el botón de compra o que facilite su dirección de mail o número de teléfono, es imprescindible dejar claro qué es lo que tiene que hacer y pedírselo. Sin rodeos.

3- El SEO es nuestro amigo

Una de las razones más importantes de tener una web es que sirva de escaparate online. El objetivo final es atraer nuevos clientes a la web, que entiendan cual es el servicio o producto y que finalmente lo adquieran.

Usar el SEO para conseguir nuevos clientes es una de las mejores opciones que podemos plantearnos. Así, es imprescindible aparecer en buscadores como Google y estar bien posicionado.

La clave para entenderlo es centrarse en las palabras que los clientes utilizan en sus búsquedas. Existen varias herramientas online que ayudan a conocer la lista de palabras más populares en las búsquedas relacionadas con una actividad determinada. Una vez que se conocen, solo hay que saber utilizarlas en las páginas, titulares y textos. AdWords no sólo te dice cuántas personas buscan determinadas palabras al mes en tu país, sino que además de hace recomendaciones de palabras similares en las que quizás no habías ni pensado.

Por último, es importante añadir contenido valioso y de forma habitual para asegurarse de que los buscadores saben que la empresa está aún funcionando y que se toman en serio lo que hacen. El contenido no solo debe ser de calidad, también debe estar actualizado para que la empresa posicione alto en los resultados de búsquedas.

4- Lo importante, lo primero

La información más importante y los primeros botones de CTA (call to action) ha de estar en la parte de arriba. Poca gente baja hasta el final de la página por lo que es fundamental saber colocar los datos.

Hay que dar un motivo a los usuarios para que hagan scroll. Si el contenido principal no es llamativo, es posible que no se interesen por el resto de información.

En conclusión, una vez que se conocen los pilares fundamentales para un buen diseño web, no hay que tener miedo a utilizarlos. Elegir un objetivo y centrarse en él, aplicando estos cuatro principios puede ayudarnos a resolver cualquier problema.

5- Estar en todas partes

Móviles, tablets, portátiles, ordenadores de mesa, accedemos a las webs desde cualquier lugar y con cualquier dispositivo. Por eso, hay que optar por webs que se adapten a los diferentes formatos. Poder acceder al contenido y a la tienda online en cualquier momento facilita la compra final del producto.

6- Una imagen vale más que mil palabras

Y por último, pero no menos importante, es imprescindible cuidar la imagen y el diseño web. Debe ser agradable  y atractivo para el usuario e identificarse con la marca, la producto. El diseño puede dar más información al visitante online que párrafos inmensos de texto, así que trátalo de forma estratégica.

En 99designs hemos pensado en las necesidades de las pequeñas empresas y por eso lanzamos hace unos meses una opción de diseño web sencillo de usar y editar para el emprendedor.

POR Sol Fauquier, Country Manager de 99desings España

Gadwoman

La redacción de Gadwoman firma este artículo de forma colectiva
Avatar