Probamos la Dyson V6 Fluffy+, una aspiradora inalámbrica de diseño

    1
    2477

    Dyson V6 fluffy+

    Advertisements

    A medio camino entre una escoba y un aspirador de mano, la Dyson V6 Fluffy+ sorprende por su potencia de succión. Maravilla por su diseño y su reducido tamaño pero cuando la pruebas y se pone en marcha su motor digital – que gira a más de 110.000 revoluciones por minuto, según datos de la empresa- es cuando ves su potencial. Y realmente se nota, capturando partículas pequeñas, desde migas de pan a pelos de gato, pelusas… pero también piezas más grandes.

    Pero vamos por partes. Lo primero que llama la atención es su diseño y estilo, algo a lo que nos tiene acostumbrados ya Dyson. Además de bonita – para ser una aspiradora- la ha hecho muy ergonómica y como solo pesa 2,3 kg es cómoda y manejable. Para facilitar más cosas las Dyson V6 incluyen un tubo desmontable que las hace más versátiles: sin el tubo, es la aspiradora de mano ideal para el coche, la cocina, etc. y con el tubo, se convierte en la mejor aliada para limpiar el suelo y espacios elevados de la casa.

    De hecho he aprovechado para aspirar de manera cómoda y ligera la zona alta de todos los armarios y estanterías en. Algo que era bastante complicado de hacer con el aspirador convencional que tengo, con cable y mucho más voluminoso. Con la Dyson he podido hacer una limpieza a fondo de las alturas de mi casa. Como tiene dos potencias, 28 AW y 100 AW, he podido usar la máxima para que tiempo de estar encaramada en la escalera y con la aspiradora en mano fuera el menor posible. Lo malo es que con la potencia máxima la batería dura 15 minutos, frente a los 20 de la forma tradicional. Pero pasar de una a otra es tan fácil como apretar un botón.

    Dyson V6 fluffy+

    En cualquiera de los dos casos la duración de la batería no es suficiente para hacer de una tacada la limpieza de una casa mediana, ya no digamos grande, pero no es este mi caso. Normalmente limpiamos habitación por habitación y mientras quitas el polvo manualmente de las figuritas o recoges los juguetes de la niña, pues pones a cargar la batería. En ningún caso el aspirador me ha dejado colgado por quedarse sin batería. Si bien es cierto que los ingenieros de Dyson podrían tener esto en cuenta y ofrecer una batería adicional. Aunque ya sería en otro modelo pues en este la batería no es extraíble.

    Para mí, lo mejor de contar con una aspiradora inalámbrica es poder usarla con frecuencia y sin muchos preámbulos.  El aspirador con cable que tengo está guardado en un armario y solo sale de él cuando hay grandes desastres o el día de la limpieza. Así que la Dyson se ha más a mano y cargada. El tamaño y el elegante diseño también han contribuido a ello. Así cuando la niña merienda en la alfombra y se llena de migas o se me ha olvidado vaciarle la arena de los zapatos y se vierte en su habituación, rápidamente echo mano de la Dyson y como si nada. La limpieza de la arena ha sido espectacular gracias a que el modelo que he estado probando incluye el nuevo cepillo Dyson Fluffy, un cepillo capaz de aspirar tanto el polvo más fino como las partículas más grandes. El dilema habitual era: ¿polvo fino o partículas grandes? La mayoría de los aspiradores aspiran una cosa u otra, pero no ambas. Para aspirar las partículas más pequeñas los cepillos tiene que sellarse al suelo pero entonces no aspirar las más grandes. Y viceversa. En Dyson han solucionado el problema y en lugar de las tradicionales tiras de cerdas rígidas, el cepillo Dyson Fluffy cuenta con un rodillo que abarca todo el ancho y está cubierto con un material suave de nylon y e hileras de filamentos de fibra carbono. Las partículas más grandes son envueltas por el material blando y son inmediatamente dirigidas hacia el flujo de aire para que sean aspiradas, mientras que los filamentos de fibra de carbono eliminan el polvo más fino. Y todo ello al mismo tiempo.

    Dyson V6 fluffy+

    Este aspirador además no lleva bolsa. El recipiente, que tiene una capacidad de 0,4 L, se va llenando y para vaciarlo solo hay que apretar un botón y la cubeta se descarga sin necesidad de tocarla. Incluye una base de carga que resulta muy práctica también para guardarla y que además tiene enganches para los accesorios (multifunción, rinconera, cepillo suave para limpiar polvo). Para que lo tengas todo bien organizado y a mano. Eso sí, los filtros tienes que lavarlos pero se puede hacer en la lavadora.

    Además de llevarla a las alturas de mi casa, lo mejor de todo es que la puedo usar para limpiar el coche, que después de los viajes queda tremendo, con trozos de galletas y migas de pan por todas partes. Es la aspiradora de mano que nunca que me he querido comprar con la potencia de una aspiradora convencional y la versatilidad de una sin cable. Eso sí, la inversión que se hace es también potente pues el modelo más sencillo cuesta 349 euros hasta los 469 euros el más caro y 419 euros el que incluye el cepillo de Fluffy. El precio junto con la duración de batería, que es justa, son los dos únicas objeciones. Aunque con ella a mano te aseguro que destierras la escoba y la mopa como herramientas para recoger el polvo. Ideal si tienes niños pequeños o mascotas, para mantener el suelo limpio más tiempo.

     

    1 Comentario

    1. Buenas,

      Con el cepillo FLUFFY, ¿se puede aspirar correctamente una alfombra?

    Comments are closed.