Pon tus fotos y vídeos íntimos a buen recaudo

Pon tus fotos y vídeos íntimos a buen recaudo

Advertisements

Que nos encanta hacernos fotos y grabarnos vídeos en paños menores y en posiciones eróticas está más que demostrado. Y verlas en la intimidad o compartirlas con nuestr@ amig@, compañer@, amant@, novi@ o pareja es divertido, saludable y añade un punto juguetón a nuestra relación. Al fin y al cabo, cada uno es libre de hacer con su cuerpo lo que quiera.

El problema surge cuando esas fotos o vídeos acaban circulando “a diestro y siniestro” por la Red y son vistas no sólo por quién tú quieres, sino por tu familia, tus amigos, tus compañeros de trabajo o por miles de personas anónimas que se deleitarán con tu material o que lo criticarán. Problema que se ve acrecentado mucho más cuando eres famos@…

De momento, solo está pasando en Estados Unidos, pero es cuestión de tiempo que llegue a España. Y es que el pasado 1 de septiembre será recordado por el día en el que más de cien famosas vieron sus “vergüenzas” al descubierto en la Red.  Jennifer Lawrence, Ariana Grande, Rihanna, Kate Upton o Kim Kardashian, entre muchas otras, no sólo vieron comprometida su privacidad al descubrir en la Red las fotos íntimas que guardaban en servicios de almacenaje online, como iCloud, sino que muchas de ellas podrían estar siendo víctimas de un chantaje por parte de quien ha cometido el robo de este material para no hacer público contenido erótico más subido de tono que todavía no ha visto la luz.

Es otro incidente más que tiene, en realidad, más que ver con el sentido común que con la seguridad en sí misma. Al fin y al cabo, Internet es una red abierta, pero deberíamos tener el derecho legítimo a elegir qué cosas queremos compartir y qué cosas nos guardamos para nosotros. Y esa decisión debería ser respetada por los cibercriminales, pero como no es así –al fin y al cabo, por eso se les llama cibercriminales-, más nos vale que nos pongamos las pilas y adoptemos unas sencillas reglas de oro que nos pueden evitar más de un disgusto.

Hacernos fotos o grabar vídeos está bien, pero déjalos bien guardados en tu teléfono móvil… o, mejor, en tu cámara digital.Lo que se publica en Internet, se queda, de una manera u otra, para siempre en la Red. Así que mejor que ese material no lo subas a ninguna parte, ni siquiera a un servicio de almacenaje online, porque si piensas que iCloud, Google Drive o cualquier otro servicio de similar está exento de riesgos estás muy equivocada. Es lamentable, pero es así. Ni iCloud ni ningún otro servicio de Internet son totalmente seguros. Las razones son muchas, pero básicamente hay dos grandes riesgos: que el servicio pueda ser atacado, ya que no existe sistema informático 100% seguro, o que te roben la contraseña de cualquier manera y, de esta forma, puedan acceder a tu cuenta y a tu información.

Si aun así, decides utilizar este tipo de servicios, deberías tomar algunas precauciones extra: olvídate de utilizar como usuario y contraseñastu nombre y apellidos o tu fecha de nacimiento o el tan manido y popular 11111. Utiliza contraseñas realmente robustas que combinen caracteres alfanuméricos (números y letras), signos de puntuación (exclamaciones, interrogaciones, etc.) y mayúsculas y minúsculas. Si puede ser, de 12 o más caracteres. Sí, es un lío, ya lo sabemos, pero es una forma de asegurar que solo tú sabes la contraseña y es complicada de averiguar.

Pon tus fotos y vídeos íntimos a buen recaudo

Otra recomendación es que averigües si tu servicio de almacenaje online cuenta con una cosa llamada “doble factor de autenticación”: un sistema que además de usuario y password te manda algo al teléfono, por ejemplo, para asegurarse de que de verdad eres tú quien estás intentando entrar en la cuenta. Esto tampoco garantiza la seguridad al 100%, pero al menos pone más barreras a los ciberatacantes.

Las aplicaciones del móvil son muy chulas y muy monas, y nos facilitan muchísimo la labor de acceder a los servicios que utilizamos. Pero… los móviles también son víctimas de robos de datos y debemos de ir con cuidado vigilando a qué redes nos conectamos y qué información consultamos o compartimos para evitar que alguien pueda espiar nuestra información privada. Así que… utiliza siempre el navegador para entrar a estos servicios online en vez de las aplicaciones.

El siguiente consejo es que cierres bien las sesiones del servicio online que utilices antes de abandonarlo. Ya sé qué me vas a decir: “¡si las cierro! ¡Cierro el navegador y listos!”. No te preocupes, lo hacemos todos… Pero cerrar la pestaña del navegador no implica que estemos cerrando el servicio. Si queremos dejar nuestra cuenta cerrada de cualquier tipo de servicio, tenemos que buscar la opción “Salir“ o “Logout“. Entonces sí estaremos dejándola cerrada.

Si utilizamos algún dispositivo que no es nuestro, o un ordenador de uso común, al cerrar simplemente con el navegador estaremos dejando la sesión abierta para cualquiera que utilice el dispositivo posteriormente, abriéndole la puerta, de esta manera, a nuestra privacidad.

Por último, que no menos importante, asegura bien tus dispositivos móviles. No nos referimos a una bonita funda que prevenga de roturas en caso de caídas, sino de poner contraseñas de acceso y contar con un programa de seguridad instalado con un sistema de antirrobo eficaz. Así, si lo perdemos o nos lo roban, cosa que suele suceder muy a menudo, tendremos nuestra información a salvo y podremos geolocalizarlo para, al menos, intentar recuperarlo.

Bien, ahora sabemos, más o menos, qué tenemos que hacer para preservar nuestra intimidad. Y si te piensas que a ti, como no eres famos@, no te hace falta, porque “total, a quién le van a interesar mis fotos si no salgo en la tele ni hago cine”, piensa que a tu alrededor tienes un montón de amigos, conocidos, amistades, compañeros, ex seguramente cabreados… que en cualquier momento, pueden querer o gastarte una broma o darte un susto. Y siempre, siempre, alguno de estos cuenta con un amigo de un amigo que sabe de informática y que podría intentar llegar hasta cierto material comprometido.

Así que, para evitar tentaciones y riesgos innecesarios, sigue nuestros consejos y disfruta con tus fotos y vídeos.

FIRMA INVITADA ESCRITA POR  Yolanda Ruíz, directora de Marketing y Ventas, ESET España