Abre una tienda online para vender tus creaciones

Julieta Álvarez, vendedora en DaWanda. Foto David Diez

Julieta Álvarez, vendedora en DaWanda. Foto David Diez

Advertisements

¿Fabricas artesanalmente ropa, bolsos, accesorios, o cualquier otra cosa? ¿la cosa empezó como un hobby y ahora ya te gustaría vender tus creaciones en una tienda online? Si eres una emprendedora del sector artesanal o maker y buscas clientes nacionales e internacionales las cifras de vértigo que maneja el marketplace DaWanda te seducirán: tienen más de 4 millones de usuarios que acuden a sus 270.000 tiendas de todo el mundo que tienen 4,3 millones de productos. Cada día hay 10.000 productos nuevos y al mes registra más de 18 millones de visitas. Actualmente, en España hay cerca de 10.000 tiendas y más de medio millón de productos.

DaWanda es un nombre africano de mujer que significa “la inigualable” y haciendo honor a su definición se dirigen a los amantes de lo singular con productos de diseño exclusivo. De hecho ofrecen un extenso catálogo de artículos de moda y complementos, joyería, decoración, artículos para niños y bebés, utensilios y condimentos gastronómicos, materiales para manualidades, entre otros.

Pero no se trata solo de un conjunto de tiendas sino que se define más bien como una plataforma de “Social Commerce” o comercio social donde los usuarios, además de comunicarse entre ellos en las redes sociales, también contactan directamente con los diseñadores y fabricantes.

Si te interesa abrir una tienda online para vender en DaWanda el principal requisito es ser productor artesanal: tienen que ser artículos hechos a mano, creados individualmente o rediseñados por el vendedor (a excepción de los fabricantes de materiales para DIY).

DaWanda es un social commercepara vender productos artesanales

El mecanismo de creación de la tienda es sencillo: tras registrarte en el portal, hay que subir las fotos y la descripción detallada de cada artículo. No hay límite para el catálogo y se puede ampliar cuando se quiera. En pocas horas y tras la verificación de calidad del equipo DaWanda, la tienda será dada de alta en la plataforma.

La pregunta del millón: ¿cómo controlan que realmente sean productos artesanales? Desde la plataforma nos dicen que ” los propios diseñadores tienen interés en que solamente se ofrezcan productos hechos a mano en la plataforma. Por ello, existe un alto nivel de autocontrol”. Además disponen de un servicio de monitorización constante y cuando se detecta alguna duda sobre la naturaleza artesanal del producto o la tienda, el departamento toma medidas. No se andan con chiquitas y si alguna tienda incumple los requisitos para formar parte de la comunidad , es decir, el producto no es artesana se le suspende el servicio.

A cambio de cederte este espacio virtual, la plataforma se queda de cada producto vendido una comisión de 10% sobre el precio de venta.

DaWanda nació en 2006 de la mano de Claudia Helming y Michael Pütz en Berlín. Tras su éxito en Alemania, Inglaterra y Francia, DaWanda inició su plan de expansión internacional, abriendo nuevas delegaciones en España, Italia, Polonia y Holanda. Su público son compradores que están buscando una alternativa a los productos fabricados en masa y que aprecian la autenticidad de los artículos hechos a mano. Entre los usuarios predominan las mujeres usuarias de Internet de entre 20 y 40 años.

Otras opciones para vender online tus creaciones son Etsy y Artesanio. En Etsy cuentan con 30 millones de clientes, pagas 0,20 dólares por publicar un artículo para 4 meses, o hasta que se vende y tras venderlo te cobran una comisión del 3, 5% sobre el precio la venta.

En Artesanio te cobran por la tienda, aunque es gratuito hasta la primera venta: 1,95 euros al mes o 19,95 euros al año y después un 3% de comisión sobre el valor de venta. La primera venta es gratuita.

¿Qué, te animas a vender tus creaciones en todo el mundo a través de Internet?

 

 

Toñi Herrero Alcántara

Cofundadora de Gadwoman. Periodista especializada en tecnología, consultora de comunicación y un poco geek 😉
He colaborado con medios como YoDona y ElDiario.es hablando de tecnología en femenino y también de emprendedores y startups.
¿Quién dijo que la tecnología era aburrida?
Avatar