Sputniko, la cantante tecnóloga que crea máquinas

0
1095
Sputniko en el Sonar
Sputniko con el logo del Sónar. @carmenjane
Sputniko en el Sonar
Sputniko con el logo del Sónar. @carmenjane

Artista, cantante, japonesa y tecnóloga. Faltan los adjetivos para definir a Sputniko, a quien Vogue Japón nombró el año pasado como una de las mujeres del año y el MIT, profesora ayudante, que ha sido una de las estrellas del Sónar de este año. Y aunque en Europa sea casi desconocida, en Japón es una celebridad, donde Issey Miyake le ha dedicado un bolso y se publican fundas de iPhone y camisetas con sus diseños y su lobo.

Advertisements

De madre británica y padre japonés, Hiromi Ozaki, el nombre auténtico de Sputniko, nació en Japón hace 28 años y estudió en el Reino Unido, por lo que asegura que su hardware es japonés y su sistema operativo, británico.

Estudió ciencias y tecnología en la universidad de Londres y este interés la ha llevado a impregnar sus videoclips de ordenadores y códigos. Como en High Heels on the Moon (Tacones en la Luna) , donde narra la historia de una jovencita que sueña con ser una heroína lunar, Lunar Girl, y crea un robot espacial que, en un guiño genial, permite recrear los pasos de Neil Amstrong con un par de tacones sobre la superficie lunar. «Internet se basa en cuatro patas: amor, odio, humor y gatos. Me interesa el humor aunque no es lo prioritario», sostiene.

Lo mejor es que el robot que aparece en el videoclip es casi real por su grado de veracidad. No es un invento de un artista sin ideas, sino que está directamente inspirado en los robots reales que usa la Nasa, explica Sputniko, que diseña casi todas las máquinas que aparecen en sus videoclips. Luego las comparte en redes sociales para provocar el debate científico. Una aportación que es apreciada, como demuestra el que el MIT, que dirige Joi Ito, la invitara el año pasado durante un periodo como profesora invitada. También ha realizado exposiciones en MOMA.

«Yo creo que las mujeres se interesan cada vez más por la tecnología. De hecho, se tienen que interesar más. Y es parte de su vida, excepto para quizás algunas jovencitas que piensan que no es para ellas. La biotecnología es muy interesante. les incumbe», nos explica.

Tacones en la LUna, clip de Sputniko

Otra de sus ‘máquinas’ es la Menstruation Machine, la máquina de la menstruación, un artilugio que permite a un hombre que quiere ser mujer sentir los dolores que siente una chica cuando tiene la regla.

El vídeo, polémico para algunos pero que recrea una fantasía que seguramente todas hemos tenido, le supuso muchas críticas en su país. Sputniko recuerda con dolor los ataques de los sectores más misóginos de Japón, un país donde, como muestra, una revista de tecnología es capaz de hacer una portada con el dibujo de una mujer que limpia conectada a un cable, como si fuera un robot. «Esto lo piensan, y es triste que aún estemos así», advierte.

Sputniko, con su pop fácil, tiene una Google Song, que está dedicada no a Larry Page sino a las «geek girl», «que son tan tímidas que no se atreven a decirle a un chico que les gusta y solo teclean su nombre en Google». Y tiene otra canción dedicada a Skype en la que plantea si es realmente la imagen que le llega una realidad.

A ella esto no le pasa. Se acaba de casar con otro músico japonés, Takaaki Umezawa. «En Japón las mujeres se suelen retirar cuando se casan porque ellas pasan a ser la sombra de sus maridos y a supeditarse a ellos», afirma. Ella está llena de proyectos.