Aparca en la calle y paga con el móvil

App pagar parquimetro

Advertisements

Ir buscando dinero para pagar el aparcamiento en las calles de las grandes ciudades ya es historia. Si tienes un smartphone, sea Android, iPhone o, en algunas Blackberry, Windows Phone o incluso Firefox, puedes pagar el parquímetro con una app.

Hay varias, que funcionan según cada ciudad, pero el sistema para todas ellas es muy parecido. Se trata de descargarse la aplicación en el móvil, registrarse en un servicio web con nombre, dirección y tarjeta de crédito o cuenta corriente. Cada vez que quieras realizar un pago, se cargará en tu cuenta, sin más necesidad que pulsar un botón en el móvil.

Algunas apps aceptan cuentas de empresa y otras solo de particulares. Las ventajas son múltiples. Por una parte, no hay que prever cuánto tiempo de aparcamiento necesitarás, porque puedes ajustar al minuto. Por otro, lo puedes hacer desde cualquier parte, no hace falta ni andar buscando la máquina, ni hacer colas si hay otras personas esperando turno, ni tener que desplazarse para volver a poner monedas si has acabado el tiempo. Y la app te avisa cuando queda poco para que te caduque.

¿Y cómo evitas la multa? Pues la gracia es que el agente de policía que te vaya a poner una multa tiene que comprobar primero en su dispositivo móvil si el coche al que quiere denunciar está registrado en una aplicación móvil.

A partir de ahí, hay algunas diferencias.

ApparkB: Funciona solo en Barcelona, porque es la app que ha lanzado el propio ayuntamiento. ApparkB funciona para iPhone y Android y está basada en la geolocalización del móvil. Esto plantea algunos problemas, como que necesitas estar cerca del coche para activar sus servicios. La parte buena es que te permite localizar el coche si no te acuerdas de dónde lo has aparcado. La parte mala, que no te permite pasarte del máximo permitido, que en Barcelona son dos horas.

e-Park: Funciona en algunos aparcamientos de Madrid, pero en Marbella, Santiago de Compostela y Santander. Funciona con compra previa de tickets, lo que te obliga a consumir el tiempo o a recargarlo por tramos horarios.  Exige que al menos tengas 5 euros en el pago de la app.

SMASSA: Funciona solo en Málaga, para todo tipo de aparcamientos municipales. Permite cargar directamente a la tarjeta de crédito o funcionar con prepagos.

–iParquing: Funciona en Viladecans y Sant Feliu de Llobregat. Incorpora anuncios de tiendas y comercios próximos. Funciona con bonos de prepago.

Además de estas, hay otras varias pero como no hemos localizado dónde funcionaban, lo dejamos aquí. Si conoces o usas otra app, cuéntanos tu experiencia.