SkineePix, una app para salir más delgada en tus selfies

0
6362
SkineePix

SkineePix

Advertisements

La cámara engorda (y los dulces y las grasas también). Y hay formas de remediarlo. Elizabeth Taylor, la actriz, explicaba que cuando quería adelgazar colgaba una foto suya muy gorda en la puerta de la nevera. Y funcionaba. Como truco para la autoestima puede funcionar, pero resulta poco práctico.

SkineePix igual te ayuda un poco más. Se trata de una app que permite adelgazar tu foto cuando te haces un selfie o autofoto. Y sin bromas, hasta casi dos tallas, y progresivamente.

SkineePix no es más que un editor de fotos que edita la imagen que tomas y le añade unos filtros. Pero no es color, blanco y negro o efectos. Aquí el efecto es de quitarte cinco libras (2,2 kilos), 10 libras (4,5 kilos) o hasta 15 libras (6,8 kilos). Teniendo en cuenta de que una talla son cuatro kilos, pues son casi dos tallas lo que puedes reducir en la foto.

Este Photoshop casero no requiere grandes conocimientos informáticos. Es una app para iPhone y para Android que cuando la abres activa la cámara para hacer un selfie o una foto a otra persona y simplemente aplica un filtro como si fuera Instagram. Y puedes ir viendo cómo sería la progresión. Funciona si te sobran unos kilos, obviamente, porque si no te conviertes en un cuadro de El Greco. Solo funciona con caras, sea la tuya u otra, aplicando fórmulas matemáticas a barbilla y mejillas.

Cuando tienes la foto editada puedes guardarla en la sección de fotos o enviarla por correo electrónico o compartirla en Twitter o Facebook.

Skineepix creadoras
Robin J. Philips y Sue Green, las autoras de SkineePix.

Sus creadoras son dos mujeres estadounidenses, Sue Green y Robin J. Philips, a través de una compañía que se llama Pretty Smart Woman (Mujeres guapas y listas) y, explican, que se les ocurrió la idea después de ver las fotos de las vacaciones.

Sue Green considera la app como una herramienta para parecer «más saludable» y explica que en su caso, los kilos de más se han convertido en una rémora que la hace sentirse mal físicamente. La mujer, que podríamos considerar obesa, explica que la app le permite ir haciéndose una idea de cómo va a lucir cuando adelgace simplemente sonriéndole a la cámara. Y añaden que no quieren fomentar la anorexia o que la gente se sienta mal con su imagen, sino simplemente ayudar a sentirse mejor.

Si piensas que SkineePix (0,99 euros) es demasiado, puedes jugar también con el efecto contrario: Fatbooth, o cómo quedas si te echas 20 kilos encima… Ánimo.