Cómo crear una contraseña más segura y recordarla

Contraseñas seguras

Contraseñas seguras

Advertisements

El fallo Heartbleed obliga a cambiar las contraseñas de todos los servicios online, si quieres estar realmente segura de que tus claves no han caído en manos de hackers. Pero crear una contraseña que sea segura y además fácil de recordar no es una tarea fácil, sobre todo porque muchas páginas web insisten en marcar ellas las directrices que tienes que seguir.

Lo mejor, aseguran los expertos, es utilizar no siempre la misma clave para todo. Este precepto que parece obvio es el que más nos saltamos todos la mayoría de las veces. Y es importante porque consideran que una vez que alguien nos ha robado una contraseña junto a un correo electrónico, lo más fácil es ir probando el mismo correo con la misma clave en distintos servicios.

Como tampoco tenemos una capacidad ilimitada de recordar claves y más si utilizamos muchos servicios web, como el correo, Twitter, Facebook, Linkedin, el banco o alguna otra página en la que nos hayamos registrado, como una tienda, hay un truco mucho más sencillo.

Se trata de clasificar mentalmente los servicios según el grado de importancia que tienen para nosotros. Ahí van algunos trucos:

  1. El banco siempre tiene que tener una contraseña única que no repitamos en ningún otro servicios.

  2. El correo electrónico también.

  3. Las redes sociales, es mejor que las dividas, porque si alguien te roba la clave de Twitter y usas la misma para Facebook, pierdes las dos. Puedes usar la misma clave cambiando un número o separarlas completamente.

  4. Si has separado las claves, pues asocia la de Twitter con Amazon, y la de Facebook con una tienda web, por ejemplo.

Una vez que has establecido los niveles de seguridad, crea claves que, en general, cumplan los siguientes requisitos:

a. Alterna mayúsculas y minúsculas.

b. Añade un número o dos. Y que no sean consecutivos, a ser posibles.

  1. Y si quieres más, incluso pon un signo tipográfico que no sea letras o números. Por ejemplo: asteriscos, signos de exclamación o de puntuación, paréntesis, signos de tanto por ciento o de adición. Lo que no te aconsejamos es que uses puntos o comas, porque se pueden interpretar mal con el código.

  2. Al menos, usa ocho carácteres, porque es la extensión media que están pidiendo los nuevos servicios.

Hay quien dice que las contraseñas son como la ropa interior, porque debes saber a quien se la enseñas, debes cambiarla regularmente y no debes compartirla con extraños.

Pues eso.

 

Carmen Jané

Periodista, especializada en nuevas tecnologías, de las que escribe desde hace más de una década. Fue coordinadora del suplemento Tecnologías de El Periódico de Catalunya y actualmente es redactora de la sección de última hora. Colabora en Catalunya Ràdio y TV-3. Autora del blog Tecnobloc y premio Accenture de periodismo 2007. Visita mi perfil completo en www.carmen-jane.com
Avatar