Un kit para hacer eléctrica tu bicicleta

0
1788

Los kits eBike75 convierte en eléctrica tu bici normal

Advertisements

Sí, vale, ir en bici es para hacer algo de deporte pero a veces, una está cansada y estaría bien que fuera sola, ¿no? En esos momentos seguro que piensas: me vendría bien comprarme una bicicleta eléctrica. Luego cuando ves los precios, lo descartas 😉 Ahora puedes convertir tu bicicleta normal en bicicleta eléctrica simplemente acoplándole un kit de eBike75. Tiene tres diferentes para adaptarse a distintos terrenos y usuarios: el Basic, orientado para un uso esporádico; el Urban, pensado para desplazamientos en la ciudad; y el Pro, diseñado tanto para terrenos de mayor complejidad urbana como para los aficionados a la montaña. Es casi impermeable por lo que puede usarse bajo la lluvia y en condiciones climatológicas adversas .

Fundada por tres emprendedores (Pablo Mesón, Javier Reguero y Bruno Fernández), eBike75 han creado estos kits que, según dicen, se pueden acoplar al 95% de las bicicletas del mercado. Por supuesto salen más baratos que bicicleta eléctrica convencional que puede costar unos 1.700- 2.000 euros; así el kit básico de eBike te sale por 430 euros y el Pro2, el más caro, por 699 euros. Además en caso de que hubiera una avería en la parte eléctrica, siempre se puede seguir usando la bici en su modo «analógico» tradicional mientras te reparan el kit.

Los kits de eBike75 son de fácil montaje

 ¿Cómo funciona? La parte eléctrica hace que la tracción sea la suma del pedaleo más el motor, en función del nivel de ayuda elegido – se determina el esfuerzo que desea desarrollar y que puede fluctuar-, desde un esfuerzo similar al que haría en una bici normal hasta un esfuerzo mínimo – que incluso se pueden subir cuestas sin cansarse en absoluto. Los kits eléctricos de eBike75 establecen hasta cinco niveles de asistencia, recorriendo 5 kilómetros en poco más de diez minutos. Mediante un display LED o LCD se puede regular el nivel de ayuda en el pedaleo –hasta 25 km/h–, comprobar el estado de carga de la batería y la autonomía –65 kilómetros a máxima potencia–, acceder a los datos propios del odómetro (instrumento de medición), como la distancia recorrida, la velocidad, medias…e incluso encender y apagar las luces.

La recarga de la batería se realiza en cualquier toma doméstica de 220v, desmontándola o sin desmontar, según lo que sea más cómodo. La carga máxima se consigue entre 3-6 h. dependiendo del modelo. En cuanto al consumo aproximado: cada 100km es de 1kw/h, es decir, unos 15 céntimos de € aproximadamente.

Los kits los puedes comprar en su web eBike75 y te lo envía a donde quieras. El montaje lo realiza uno mismo pero aclaran que es sencillo siguiendo las instrucciones que vienen.