Lenovo Yoga, un tablet que es un portátil

Lenovo Yoga

Lenovo Yoga

Advertisements

¿Un portátil o un tablet? Para las indecisas, hay soluciones híbridas como este Lenovo Yoga, un tablet que es un portátil o un portátil que se puede usar como tablet, según se mire. Funciona con Windows 8, cuesta poco más de 500 euros y aspira a concentrat lo mejor de ambos mundos.

A diferencia de otros modelos, el Lenovo Yoga –está en 11 y en 13 pulgadas– no separa nunca la tableta del resto del portátil, sino que las dos partes rotan hasta 360 grados, de modo que la pantalla se ajusta a las distintas posiciones. Se puede bloquear para que está función la utilice una sola aplicación o para que venga por defecto.

¿Qué se gana con ello? La versatilidad. Por un lado, es un portátil tipo ultrabook con unas cuatro horas de batería pero casi un kilo y medio de peso, bastante más que un tablet. Por otro, se gana lo de llevar un teclado siempre enganchado y tener disco duro, con sus carpetas y demás. La pantalla, obviamente, es táctil y se maneja bien con el dedo o con el puntero del ratón.

La carcasa tiene un táctil asiliconado bastante agradable y que ofrece sensación de robustez (cuando te prestan un equipo tampoco es para ir tirándolo al suelo, así que no hemos podido probar si esta robustez es real ;-)). Lo que sí se gana es en tamaño de pantalla, al menos un par de pulgadas más que un iPad, el más pequeño.

En su interior está Windows 8, y ahí empiezan las diferencias. Para pasar del menú inicial por baldosas característico de Windows 8 a otro más clásico, hay que recurrir al botón que hay en el centro inferior de la pantalla, no al ratón.

Y para los usuarios no acostumbrados a la nueva interfaz del programa de Microsoft es también bastante complicado acceder a menús, opciones de configuración y demás. Cosas como borrar datos, gestionar usuarios o borrar redes se vuelven una auténtica búsqueda del tesoro.

Lenovo Yoga iPad

Las baldosas en las que se divide la pantalla son útiles porque presentan un montón de información relevante (tiempo, correos, notificaciones de Facebook, fotos…) de una vez y además te las puedes configurar a gusto, lo que aproxima el Lenovo Yoga a la experiencia de un tablet.

Por lo demás, hay Office y varios programas que aporta Lenovo, como un creador de PDF que está bastante bien, un servicio de televisión a la carta y un servicio de música, Rara, que piden suscripción.  También viene con antivirus y un software para automoatizar las copias de seguridad.

En resumen, un equipo perfecto para quien no quiera renunciar al tablet usando un portátil, pero un poco pesado para usarlo solo de tablet. Hazte a la idea de que si te decantas por este equipo, es un ultrabook pero con pantalla táctil que ocasionalmente usarás como tableta.

 

 

Carmen Jané

Periodista, especializada en nuevas tecnologías, de las que escribe desde hace más de una década. Fue coordinadora del suplemento Tecnologías de El Periódico de Catalunya y actualmente es redactora de la sección de última hora. Colabora en Catalunya Ràdio y TV-3. Autora del blog Tecnobloc y premio Accenture de periodismo 2007. Visita mi perfil completo en www.carmen-jane.com
Avatar