Facetune o cómo salir guapísima en las fotos móviles

0
1626
Facetune retoque
facetune retoque
A la izquierda, la foto original. La foto de la derecha, tiene media cara retocada y media sin retocar

 

Advertisements

Admitámoslo. Salir guapísima en una autofoto con el móvil no es difícil, es casi imposible. Pero como casi todo en la vida tiene arreglo, para eso se inventó el divino Photoshop. Pero, claro, el programa milagro de la fotografía requiere habilidad y mucho tiempo. Así que alguien inventó cosas más fáciles y mucho más baratas.

Facetune es una app para iPhone que condensa las mejores armas de retoque de foto para salir super guapa sin esfuerzo. Es muy sencillo: te haces la foto y la pasas por el editor. Y de modo bastante sencillo, te la mejora desde la pantalla de tu móvil.

Es decir, te quita los granos, las arrugas, las ojeras, te mejora el tono de la cara… Todo eso que se hace con las modelos en las revistas de moda pero en tu móvil y en pocos segundos.

Los benditos que han creado el programa lo han pensado casi todo, tanto para hombres como para mujeres. Así, quita o matiza las canas con dos simples gestos, borra las ojeras, las pecas, las manchas y hasta los piercings. Permite blanquear los dientes, enfocar o desenfocar, modificar los contornos y, si la cosa ya tira a imposible, incluso aplicar un filtro que difumine los defectos.

Facetune retoque
Antes y después de Facetune

Facetune tiene algunas de las funciones que han hecho famoso a su aclamado predecesor, como el borrar sin que se note, quitar los ojos rojos de modo automáticos, quitar las bolsas, las patas de gallo y las ojeras, clonar una parte de la foto en otra, e incluso ir deshaciendo paso a paso.

Hasta que no avanzas con una función, no es posible pasar a la otra, lo que hace que sea muy sencillo ir cumpliendo pasos. También hay tutorales.

Pero lo más sorprendente de este potente editor de retratos es que cuesta a precio de app: 2,36 euros. Muchísimo menos que pasar por el cirujano…

Y desde la app, puedes compartir la foto por correo o en redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram o Tumblr. O ponerla de fondo de pantalla.