Samsung Galaxy S3, el androide más evolucionado

0
1007

Advertisements

Sin entrar en el litigio Apple-Samsung por el tema de patentes, que se está dirimiendo en los tribunales americanos, hemos estando probando el teléfono tope de gama de la firma coreana.

Además de ligereza, potencia y resolución de la pantalla aún destacaría la calidad de la cámara fotográfica, el diseño y la posibilidad de interactuar con gestos naturales e incluso el sistema por voz. El Samsung Galaxy S3 es un smartphone  que sorprende día a día.

La pantalla, de Gorilla Glass 2, es HD súper Amoled con una resolución de 1280 x 720 píxeles, lo que le confiere una gran nitidez y calidad. Se nota con cada app que se abre, con cada web que se consulta y muy especialmente cuando se visionan fotos y videos.

El tamaño de pantalla es de 4,8 pulgadas, es decir, grande, sí, pero muy cómoda. Y es que si necesitas consultar mucho el correo electrónico, te conectas a Facebook, Twitter y lees artículos, agradecerás esta pantalla grande con tanta calidad. Además no es un tamaño tan desorbitado que no se pueda llevar en el bolso o en el bolsillo. Y pesa solo 133 gramos.

También destaca la potencia del teléfono, que lleva un procesador de cuatro núcleos a 1.4 GHz y eso hace que vaya muy fluidos los juegos, la navegación, la consulta de aplicaciones.

A pesar del gran uso que le doy, la batería me dura más de 1 día. ¡Alguna vez incluso dos! Eso sí, no hago muchas llamadas de voz y le doy sobre todo un uso de datos. El sistema operativo es Android 4.0 (IceCream Sandwich) aunque se rumorea que para septiembre se podría actualizar a Jelly Beam (4.1).

 Foto en HDR hecha con Samsung Galaxy SIII

Otro punto fuerte del teléfono es la cámara de fotos es espectacular también: es de 8 megapixeles con autofocus. Hace unas fotos espectaculares tanto en interior como en exterior. El disparo es muy rápido (cero retardo) y por si no es suficiente, está la opción de disparo en ráfaga. Y aquí tienes la opción de que el smartphone te seleccione la mejor foto de la toda la tanda que dispara. Un efecto que me ha gustado mucho es la de HDR, que es una técnica que permite abarcar diferentes rangos de exposición en una misma foto. Es muy útil en casos como días nublados en que si enfocas el cielo, el resto de la imagen te sale quemada y a la inversa.

También genial la opción de poder compartir por WiFi Direct las fotos de un disparo y así pasárselo a un amigo en el mismo momento. Pero hay que configurarlo previamente. Impresionante también la calidad de grabación de video – en HD- y el poder sacar fotos mientras se graba el video. Tú vas grabando y aparece el icono d una cámara y solo tienes que clicar cada vez que quieres tomar una foto.

La cámara frontal de 1,9 megapíxeles permite hacer videoconferencia y autorretrato pero también reconoce que estás leyendo o visualizando la pantalla y no se apaga.

El servicio de S Voz (S Voice) es muy llamativo pero requiere de ciertas dosis de entrenamiento y paciencia para adiestrarlo y quizás de versiones futuras mejoradas para sacarle todo el rendimiento. Una vez has hablado con él unas cuantas veces te entiende bastante bien. Búsquedas como restaurantes, veterinarios u otros servicios las realiza con facilidad.

No tuve tanta suerte la primera vez que le pedí “ver la cartelera de los cines de Barcelona”. Tras intentarlo varias veces, probé con la palabra “programación” y me mostró las películas en cartel. Funciona muy bien para llamar a alguien. Eso sí, hay que estar muy seguros de querer hacer la llamada porque no hay pregunta de confirmación. Otras tareas que puede ayudarte a realizar mediante comando de voz: buscar, escribir notas, enviar mensajes, poner alarmas.

En muchos casos, cuando no te entiende o bien te lo dice o bien te acaba mostrando el mapa del tiempo. Y ante preguntas que no están muy claras, te recomienda mirarlo en la web. Lo dicho, es cuestión de entrenamiento y esperar a versiones futuras.

Haciendo gala al eslogan creado para humanos e inspirado en la naturaleza: el diseño, los acabados redondeados, las tonos de llamada más naturales (sonidos de la naturaleza: ríos, pájaros,…) y la compresión de gestos naturales: darle la vuelta para colgar una llamada que no quieres coger, agitar el teléfono para actualizar o llevarte el teléfono a la oreja cuando estás viendo un contacto o escribiéndole un mensaje y automáticamente, llamarlo.

Y aunque los acabados del diseño son muy destacables por lo cuidado y esmerados que están, el material usado en la carcasa es plástico – policarbonato- con un efecto hiperbarnizado le da un acabado en apariencia más cualitativo. Al ser tan fino y suave y tan redondeado, el teléfono es más deslizable de lo que parece por lo que es recomendable hacerse con una buena funda protectora cuanto antes y evitarle daños en sus posibles caídas.

En principal punto a mejorar es el calentamiento que sufre la batería y posteriormente el teléfono completo cuando se usa demasiado el terminal (ya sea para navegar o hablar). El nivel de calentamiento que alcanza tanto por la parte de la pantalla como por la parte trasera es bastante elevado, y se disipa pasado un buen rato.

En resumen, el Samsung Galaxy S3 es un smartphone de gama alta que no decepciona, que sorprende en potencia y en prestaciones pero que tiene puntos de mejora importantes como el calentamiento de la batería.