¿Qué puede aportar Marissa Mayer a Yahoo?

0
523
Marissa Mayer

Marissa Mayer, hasta ahora vicepresidenta mundial de productos de Google y una de las ejecutivas más destacadas y respetadas de Silicon Valley es desde el 17 de julio la encargada de dirigir Yahoo, una compañía todavía potente pero que lleva tres consejeros delegados en los últimos seis meses.

Advertisements

Mayer, nacida el 30 de mayo de 1975 en Wisconsin, fue una de las más brillantes licenciadas de su promoción en la Universidad de Stanford y la primera ingeniera contratada por Google. De hecho, era la empleada número 20 de la compañía, a la que llegó recién salida de la facultad.

A ella se le atribuyen desde la elogiada simplicidad de la página de búsquedas de Google a productos de geolocalización e internacionalización, como la decisión de traducir Youtube a distintos idiomas. Pero también es una persona muy implicada personalmente en ayudar a otros ingenieros y en promover que las mujeres entren en el mundo tecnológico.

Por ello ha invertido en varias compañías, entre ellas Brit & Co, otra revista femenina con especial incidencia en la tecnología 😉 y desarrollada por una excompañera suya en Google.

Marissa Mayer

Con un currículum así, pocas veces se ha visto tanto aplauso entre analistas e inversores para saludar un nombramiento. Y además, han aplaudido a Yahoo que haya mostrado una imagen moderna al contratar a una ejecutiva embarazada de seis meses (espera su primer hijo para octubre).

Mayer se encuentra con una compañía, Yahoo, cuando menos desorientada. Fundada por Jerry Yang y David Filo en 1995, empezó clasificando webs manualmente pero pronto se dieron cuenta de que así no iban a ninguna parte. De hecho en 1998, Larry Page y Serguey Brin comenzaban Google, que encontraría la información de forma automática y que les proporcionaría su primer motor de búsqueda.

Yahoo, según distintos analistas, no ha sabido rentabilizar la publicidad que conseguía. Pero en cambio, ha tenido tecnologías muy buenas, como Yahoo One para móviles, que pasó casi desapercibida o todas las capacidades de interpretación de lenguaje natural para las que no han encontrado aprovechamiento comercial.

En los últimos años, Yahoo ha dejado que otros le pasaran por delante y le quitaran el estatus de compañía innovadora. Su correo se llenaba de spam, perdía campo frente a Gmail y aparecía omo un clon obsoleto de Hotmail, «el correo que usa tu madre», decían en Twitter. Sus noticias perdían atractivo y el propio concepto de portal se diluía cuando el público comienza a acceder a internet mayoritariamente desde el móvil.

La propia Mayer, en una entrevista en el 2009, comentaba sobre Yahoo que su problema había sido que había dejado marchar a demasiada gente, porque «son las personas las que hacen la tecnología«.

Mayer tiene un reto importante ante sí. Y como ella misma recomendó a las emprendedoras, «si tienes que fracasar, hazlo pronto. Solo así sabrás que te puedes dedicar a otra cosa».