¿Ya has cambiado tu contraseña en Linkedin?

1
400
Linkedin salida a bolsa

Linkedin salida a bolsa

Advertisements

La red profesional Linkedin sufrió hace unos días un ataque informático en el que le robaron los datos de 6,5 millones de usuarios, que fueron publicadas en una lista hacker rusa.

Linkedin reconoció rápidamente el incidente de seguridad y avisó a los usuarios para que esperaran instrucciones para reestablecer su contraseña y proteger sus datos. Era un duro golpe para una compañía que además cotiza en bolsa y cobra suscripciones de usuarios, lo que implica que tiene números de tarjetas de crédito y cuentas. Eso sí, como mandan los cánones, en archivos distintos y además encriptados.

Ahora ya se puede cambiar la contraseña. Linkedin ha pedido disculpas y supuestamente ha reparado el agujero que permitió la intrusión. Según explica, «las contraseñas no fueron publicadas junto a los mails de acceso», pero si creyeron que a algún usuario «estaba en situación de riesgo, porque sus contraseñas decodificadas ya habían sido publicadas, se les desactivaron rápidamente las contraseñas y nuestro equipo de atención al cliente les envió un correo electrónico».

Sin embargo, aunque asegura que ningún usuario ha visto realmente sus datos comprometidos, insta a cambiar las claves de acceso para más seguridad. Para ello, vete a la configuración de tu cuenta y escribe tu dirección de correo electrónico. Recibirás un correo desde el que debes introducir la nueva clave.

¿Cómo se crea una clave segura? Xavier Caballé, especialista en seguridad y asesor informático de Gadwoman, cuenta en su blog que una contraseña segura se compone de 10 letras y un símbolo (números, carácteres especiales, signos de puntuación…) y detalla cuántos segundos son necesarios para desentrañarla si hay un ataque específico contra una red. Si además, ponemos palabras o términos fáciles de asociar con una persona concreta, ya estamos dando todas las facilidades.

Caballé explica también que los mayores de 55 años emplean contraseñas más seguras que los más jóvenes porque tienen menos tendencia a utilizar palabras fáciles. Recuerda siempre que a Paris Hilton le hackearon la cuenta de correo porque la contraseña era el nombre de su perro.

 

 

 

1 Comentario

  1. Un pequeño matiz: les robaron las contraseñas codificadas, pero no el identificador de usuario asociado.

Comments are closed.