Cómo te afecta el cierre de Megaupload

2
993
Cierre de Megaupload

 Cierre de Megaupload

Advertisements

El Gobierno de Estados Unidos, a través del FBI, cerró el pasado 19 de enero Megaupload, la mayor red mundial para compartir archivos en internet, y la herramienta más utilizada para alojar películas, series, fotografías, música y programas sin permiso de sus autores. La Agencia Federal de Investigaciones (FBI), coordinada con la policía de Nueva Zelanda, detuvo a siete responsables del portal, a los que acusa de vulnerar la propiedad intelectual, realizar blanqueo de dinero y organizar una conspiración criminal. En ella, se apunta a otras páginas que enlazaban hacia Megaupload, entre ellas las españolas Series Yonkis y Películas Yonkis.

Megaupload era de hecho el servicio que alojaba estos archivos, que los usuarios compartían. El FBI no les acusa por esto sino que es más sutil. Los cargos criminales son por fomentar que los usuarios colgaran contenidos sin tener en cuenta la protección intelectual (pagaban a los que compartían contenido más interesante, muchos de ellos estadounidenses), hacían una copia en sus servidores de acceso público para mejorar la calidad del servicio (y los servidores estaban en EEUU) y escamoteaban dinero al fisco americano a través de una trama de empresas pese a que usaban sistemas de pago como Paypal o tarjetas de crédito. En total, un perjuicio calculado de 500 millones de dólares y unos ingresos de 150 millones de dólares gracias a las suscripciones premium (desde 9,99 dólares al mes para que el servicio fuera más eficaz) y otros 25 millones por publicidad.

En Megaupload se podían colgar todo tipo de contenidos y se podían, incluso, mantener privados porque funcionaba como una nube virtual con copia pública. Si eres de las que pusiste contenido privado y quieres recuperarlo, según las asociaciones de consumidores españolas pueden poner una demanda por ello ante la Guardia Civil o la Policía Nacional.

El Partido Pirata catalán se ha ofrecido a coordinar una demanda colectiva ante la justicia de Estados Unidos a la que ya han llamado la Megademanda.

Mejor que tuvieras una copia porque si esperas a que concluya el trámite judicial o los recursos de los acusados prosperen, se pueden convertir en arqueología cibernética.

Pero si lo que tenías eran enlaces en páginas personales hacia Megaupload, la situación es otra. Los enlaces simples a páginas denunciadas, según distintas sentencias no son delito, pero está por ver qué va a pasar a partir de ahora con la aplicación del reglamento de la ley Sinde, aprobado el pasado 30 de diciembre del 2011. La Asociación de Internautas sugiere que podrían ser interpretados como delictivos.

La intención del Ministerio de Cultura es precisamente esa: incluir las páginas de enlaces a páginas que no respetan la propiedad intelectual y que además hacen negocio con publicidad en el punto de mira. El objetivo es despejar el camino para que puedan florecer negocios legales.

Así que si lo tuyo es ver series gratis, al menos no cuelgues archivos personales en servidores que alojen otro tipo de contenidos. En Dropbox, por ejemplo, si un contenido público es descargado muchas veces, interrupen el servicio.

 

Comments are closed.