Mònica prueba la varita mando a distancia

Mònica con la varita
Mònica Prieto mando varita mágica
El año pasado olvidé el cumpleaños de uno de mis mejores amigos y ardió Troya… Esta vez no podía fallar y el regalo debía compensar mi mala cabeza. Pero, ¿qué le regalas a un hombre de 50 años que ya tiene todos los libros y música que desea? Gadwoman me descubrió el regalo ideal: un mando a distancia con forma de varita mágica para controlar prácticamente cualquier aparato electrónico de su casa accionado por infrarrojos.
Todavía no se puede comprar físicamente en ninguna tienda pero la web que la distribuye funciona muy bien. En mi caso hice el pago a través de Paypal y me ahorré los 3 euros de gastos de envío que te cobran si eliges la opción contra reembolso. En menos de 48 horas ya era la envidia de mi oficina y estoy convencida que algunos de mis jefes se la pedirán estas Navidades. Todo un símbolo de poder en manos masculinas para recuperar el ordeno y mando desde el sofá de casa 😉
Mi amigo también está encantado con el regalo aunque le está costando un poco programar los 13 movimientos de su nueva batuta mágica.

 

Mònica Prieto mando varita magic wand
Para conseguir que funcione hay que leer varias veces y con mucha atención el pergamino adjunto… El tema es que la varita late un número específico de veces para cada gesto o movimiento y no es fácil memorizar para qué sirve cada uno de ellos.
Hay que aprender, en primer lugar, a hacer pequeños giros de forma lenta y precisa haciendo una pausa de medio segundo entre cada uno de ellos para subir y bajar el volumen. Lo siguiente son los golpecitos hacia arriba, hacia abajo, izquierda y derecha (como en el baile de la Yenka pero sin música :-).
Advertisements

Según las instrucciones adjuntas “al dar pequeños toques con el dedo índice podrá poner en práctica nuevos trucos, si bien no es una actividad apta para novatos”.

Mi amigo sigue luchando para conseguir que un simple movimiento de muñeca y un poco de práctica pueda cambiar canales, subir el volumen, darle al “pause” o encender y apagar las luces de su casa como por arte de magia.

 

Mònica Prieto. Redactora de un programa de televisión

Si quieres enviarnos tu reseña, escríbenos un correo

[contact-form-7 404 "Not Found"]