Suena como la tortilla sin huevo, pero no es lo mismo. Philips se ha inventado una freidora con una tecnología exclusiva que permite conseguir unas patatas fritas sin aceite utilizando, dicen, hasta el 80% menos de grasa. Esto es, con solo media cucharada de aceite. Vamos, casi sin aceite.

Se llama Air Fryer, tiene aspecto de panificadora, porque queda hermética durante toda la cocción y puede freír platos distintos a la vez gracias a varias bandejas. Y digo freír porque de hecho lo que consigue técnicamente son fritos, aunque como el aceite en determinados alimentos –sobre todo las patatas, tuberculo soso donde los haya– es lo que proporciona el sabor, las patatas fritas de la Air Fryer es justamente para quien no le guste el sabor a aceite, porque claro, casi no se nota.

Por tanto, las patatas salen doraditas, con textura de fritas pero con el sabor y las calorías de no haber usado apenas aceite. Caben hasta 800 gramos de producto a la vez.

Tan original freidora admite otros muchos platos, entre ellos los congelados. Se puede programar el tiempo y la temperatura de cocción, y avisa cuando ha terminado. Además, se mete en el lavavajillas y un filtro de aire integrado mantiene la cocina libre de humos.Eso sí, barata no es: 199 euros. Pero te incluyen hasta un libro de recetas.

Deja un comentario